Gustavo Arellano, un venezolano en la FIBA: «No dejes para mañana lo que te puede generar mucha satisfacción hoy»

Gustavo Arellano, un venezolano en la jefatura de Desarrollo Comercial de la FIBA

Ingeniero de profesión, pero dirigente en el mundo del deporte por pasión. Ese es Gustavo Arellano. Nacido en el oriente de Venezuela, específicamente en Puerto Ordaz, migró a la capital Caracas para luego dar el salto a Suiza, en donde las «coincidencias» (como el mismo califica su actual estatus) lo llevaron al mundo de la gerencia y comercialización deportiva.

Al margen de lo positivo y motivador que representa que un venezolano ocupe el cargo de jefe de Desarrollo Comercial de la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA), asegura que fue difícil establecerse en un país con una cultura tan diferente como lo es la suiza, pero que con «muchísimo esfuerzo» es posible.

¿Cómo inició tu carrera en la FIBA y qué recompensas personales te ha traído?

Llegué a la FIBA después de culminar mis estudios de máster en gestión deportiva y tecnología. El plan era aprovechar la experiencia que tenía en áreas comerciales, ventas, desarrollo de marcas y desarrollo de productos y trasladar esas experiencias a la gerencia deportiva y el máster me permitía esa oportunidad.

Creo que lo que me abrió la puerta no fue el máster, sino la experiencia que obtuve mientras lo hacía. Eso fue lo que hizo que pudiera tener esa respaldo para poder conseguir una posición en la Federación.

Fue una apuesta dejar todo en Venezuela. Mi familia, mis ahorros, para utilizar todo esto y venirme para acá. La realidad es que mi primera posición fue de pasante en la organización por seis meses. Fue difícil establecerme, demostrar que podía dar valor agregado. Fue un proceso de muchísimo trabajo, de muchísimo esfuerzo. Al final fue un proceso de dar resultados. Con una velocidad un poco más rápido que el promedio.

Es posible lograr las cosas, aunque hay varias condiciones, varios aspectos que no están de tu control y a veces juegan a tu favor, a veces no. Cuando me mudé para acá estaba soltero, mi novia estaba en Venezuela. No tenía hijos. Capaz que con familia hubiera llevado esa presión de otra manera, o no lo hubiera hecho.

No es tan simple como venir y estudiar, porque es una industria bastante grande y demandada. Esa idea de jugar de visitante, entender las reglas del juego de otra forma, no el sale bien a todo el mundo, por lo que es importante llevar el mensaje de forma correcta.

Gustavo se enorgullece de lo que ha formado en el entorno familiar. Esta foto data de 2018 con uno de sus hijos.

Gustavo se enorgullece de lo que ha formado en el entorno familiar. Esta foto data de 2018 con uno de sus hijos.

Tu relación con Daniel Nikolac ¿Cómo le conociste y cómo recibiste la noticia de su fallecimiento?

Gustavo expresa que le da pesar y le toca los sentimientos el tema.

Oye, tocas un tema un poco delicado. Mi primer contacto con él fue en el estadio como fanático de Mineros de Guayana. De niño recuerdo que me dije que al fin contratamos a un portero bueno (risas).

Pasaron algunos años y sé que Daniel tuvo mucho recorrido como dirigente en el mundo del fútbol. Cuando me vengo a Suiza a estudiar, conocí a su hijo, y a través de su hijo conocí sus ideas de formar una escuela, de hacer una academia, de formar porteros de forma integral. Yo habiendo practicado fútbol en esa posición lo consideré muy importante.

Era mi idea en algún momento al volver a Venezuela la de abrir una academia de fútbol, retomar contactos con Daniel y poner mi granito de arena en ese proyecto. Nunca pude concretar con él todos esos proyectos que me hubiera gustado. El mensaje es que cuando se puede colaborar, hay que hacerlo lo antes posible. Los tiempos no se nos dieron. Si la vida me permite retomar la idea de academia, será con la mejor de las intenciones.

Si de pequeño jugaste fútbol, y tenías la ilusión de la escuelita ¿Por qué baloncesto y no fútbol?

Jugué fútbol de pequeño, siempre de portero. En Puerto Ordaz y cuando fui a Caracas jugué en la universidad.

Cuando llegué aquí entendí que mi función en la industria desde lo que yo podía aportar por mi experiencia laboral y profesional, mis conocimientos, y no por mi fanatismo. El hecho de que yo fuera fanático del fútbol, no necesariamente me daba la autoridad para trabajar en esa área.

Si era el fútbol, perfecto, pero si era en otra área, por supuesto iba a estar abierto. Es una idea clara que tenía desde el principio.

El baloncesto me escoge porque entre los candidatos a la pasantía en un momento de reconstrucción del equipo comercial (en la FIBA), en una federación que está creciendo, fue una buena coincidencia porque me permitió demostrar mi valor, lo que valgo desde diferentes ángulos. Fue una extraordinaria coincidencia. Yo no escogí el baloncesto, el baloncesto me escogió a mí.

Trabajar en una organización que me permitiera crecer. Hasta ahora la experiencia ha sido muy positiva, por supuesto con altos y bajos como en cualquier organización. Muy complacido hasta ahora por la satisfacción profesional, por el aprendizaje y la calidad de personas con las que he trabajado en estos casi cinco años.

Háblame de la FIBA, estando en el área de mercadeo, con qué tanta contundencia ha golpeado la pandemia a la economía de la organización y cómo se prepara en el regreso de los deportes, posiblemente sin público ¿Para este 2020?

Lo que se está manejando y discutiendo con el regreso de los deportes, y somos muy cautelosos con eso, nuestros eventos internacionales: creo que hay ciertas condiciones que ahora son muy difíciles de ejecutar.

Nuestra función es apoyar a las federaciones nacionales para su regreso. Para que su baloncesto local, su liga y torneos juveniles. Con recursos, conexión, mejores prácticas, que tengan manuales a disposición. Nosotros dependemos de las federaciones nacionales para que las formas se hagan bien, y ahí ha sido el enfoque de nuestro apoyo.

Su cargo en la FIBA lo ha llevado a diferentes partes del mundo

Su cargo en la FIBA lo ha llevado a diferentes partes del mundo

Recomendado: Se abre a la tecnología: FIBA anunció evento de baloncesto ‘eSports’


Gustavo es el encargado de lleva adelante el nuevo ambicioso proyecto de la FIBA: los eSports. Debido a la pandemia y la paralización de las competiciones de baloncesto, la organización en coordinación con diferentes Federaciones dio pie a partidos de exhibición contará con selecciones nacionales de Argentina, Australia, Austria, Brasil, Chipre, Indonesia, Italia, Letonia, Líbano, Lituania, Nueva Zelanda, Filipinas, Rusia, Arabia Saudí, España, Suiza y Ucrania.

¿Cuál es tu opinión respecto a esta modalidad, representa un avance, una inversión, una medida de contingencia para que la FIBA siga operando?

La aproximación de la FIBA a los eSports representa una oportunidad para seguir uno de los pilares estratégicos: que la comunidad de la organización siga creciendo, ahora en el mundo de la tecnología. Es una oportunidad para conectar con personas que han conectado con el baloncesto no en una cancha, sino a través de una consola de videojuego

Representa un avance para la organización, fue una necesidad identificada por nuestra junta central a principios de este año. En el 2020 había que avanzar de manera firme en los eSports, desde antes del tema pandemia. Esto ha servido como un tema catalizador. Este es el primer paso para un camino a largo plazo.

¿La modalidad llega para quedarse o es una medida de contingencia de la FIBA en medio de la pandemia?

No, los eSports no son como contingencia por la pandemia, aunque sí sirvieron como aceleramiento a los planes que ya teníamos. Las conversaciones estaban avanzadas desde que finalizó la Copa del Mundo el año pasado. Fue identificado por la alta dirigencia de la federación. Ya habían varios puntos de exploración. Esto se realiza luego de muchas llamadas de distintas federaciones de países que ya estaban realizando activamente algunos eventos de eSports.

Las conversaciones con 2K Sports se dieron gracias al apoyo de la NBA, que tienen su licencia de videojuegos con ellos. Llegan para quedarse, pero hay mucho que trabajar aún para que se adapte a este nuevo producto. Queremos ir con calma y ver lo que significa presentar nuestro producto en el mercado.

Nuestra idea es presentar una plataforma que le sirva a las federaciones nacionales para que ellos también puedan realizar sus eventos. Todo pasa por un proceso de alineación de gobernanza. Eso es un proceso que inició y se llevará un tiempo. Será un trabajo a largo plazo.

Como venezolano: ¿Hubo algún acercamiento para que Venezuela participase?

Nosotros enviamos una comunicación a todas las federaciones nacionales. Venezuela hizo un acercamiento, tuvimos una llamada, conversamos con el presidente de la Federación. Nosotros para este evento necesitamos apalancarnos en las Federaciones que ya tienen experiencia, algún tipo de avance y acercamiento con los jugadores de eSports.

No es un torneo, es un abierto, vamos a señalar ganadores, pero no habrá un campeón porque no hubo proceso de clasificación. Este es un proceso piloto. Como Venezuela, hay muchas Federaciones que están atentas a este proyecto piloto para incorporarse próximamente. Nuestra intención es hacer webinar, dar herramientas para que accedan a esa comunidad, para que activen esta plataforma. Diseñar esta estrategia juntos.

Como venezolano, me encantaría ver a Venezuela participar. Esperemos que esto vaya avanzando de forma coordinada y sostenida.

Le puede interesar: Vince Carter se retira del baloncesto tras 22 años de carrera

Como venezolano, la despedida en la conversación fue larga. A pesar de las largas horas de trabajo que dedica, Gustavo mantiene altas sus energías y se expresa con honestidad acerca de próximas consultas o entrevistas.

Arellano
#EntrevistaVPItv| Be
#EntrevistaVPItv | D
Rate This Article:
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.