Ban Ki-moon acusó a algunos líderes mundiales de tener «sangre en las manos»

El secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, se despidió hoy de los líderes mundiales con su discurso más duro, criticando la actitud de muchos, acusando a algunos de tener «sangre en las manos» y reclamando reformas para evitar que algunos países sigan bloqueando acciones internacionales.

Ban, que dejará el cargo a final de año, aprovechó su último discurso ante la Asamblea General para mostrar directamente su descontento a buena parte de los jefes de Estado y de Gobierno del planeta.

Gobernador de Florid
Miembros de las FARC
Rate This Article:
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.