Laboratorios argentinos distribuyen fármaco para abortar a pesar de la decisión del Senado

Barbara Castillo-. La discusión por la legalización del aborto en Argentina ha generado polémica en ese país y el resto del mundo. La decisión del Senado argentino fue, por mayoría, no aprobar la ley de legalización del aborto, dejando a las mujeres bajo la sombra de métodos alternativos, como el uso de misoprostol y diclofenac, el cual está siendo distribuido por el laboratório nacional para la fabricación de productos obstétricos, La Anmat.

Este laboratorio comenzó a distribuir de manera legal a las farmacias en Argentina un fármaco, que la Organización Mundial de la Salud (OMS) describe como uno de los métodos más efectivos y seguros para interrumpir embarazos, como lo es el misoprosol, pero la mezcla de este producto con  el diclofenac  se ha convertido en un arma mortal para los fetos e incluso para las mujeres que los consumen de manera excesiva como fue el caso de una mujer de 24 años, de quien no se conoce el nombre exacto, algunos la llaman “Liz”, y dejó dos niños huérfanos, por evitar la llegada de un tercero.

Este es de los primeros casos en ser conocidos desde que el Parlamento tomó la decisión, a través 38 votos en contra de la legalización de esta practica, contra 31 a favor. Esto deja en una gran incertidumbre a muchas mujeres que en medio de la desesperación por realizar esta práctica utilizan medios alternos, por ejemplo, el uso de fármacos inadecuados o incluso la introducción de una rama de perejil, ambos métodos mortales.

En cuanto a la propuesta negada por el Senado de Argentina, esta establecía que el embarazo podía ser interrumpido de manera libre, eficaz y segura hasta las 14 semanas de gestación.

La Cámara de Diputados, luego de su discusión, dictó un veredicto definitivo, donde establecieron que dicha Ley no sería aprobada, en cambio, continuaría la Ley de 1921 donde “sería penada con cárcel la persona que practicara un aborto intencional, con una pena de hasta 4 años de prisión“, únicamente en dos casos excepcionales las féminas podrían realizar esta práctica: en caso de violación y en caso de que se encuentre en riesgo la salud de la madre.

Esta decisión fue emitida debido a los constantes discursos pro-vida de los religiosos, donde señalaban, antes de emitir su voto en contra, que de aprobarse dicha Ley se ponía en riesgo la vida de la madre y del feto. Así mismo, esto no fue de mucho agrado para, quienes con pancartas y su distintivo color verde, hacían lugar en las afueras del Parlamento apoyando el Sí al aborto “legal y seguro” para todas aquellas mujeres que así lo decidieran.

 

Revelan identidad de
Honduras declaró em
Rate This Article:
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.