López Obrador parte como favorito en las elecciones presidenciales de México

El favorito para ser nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador tendrá la presión de ganar los comicios, de cumplir sus promesas de acabar con la corrupción, la violencia criminal, impulsar la economía y ayudar a los que menos tienen.

En su tercer intento consecutivo por llegar al poder, el político viene capitalizando el desencanto de millones de mexicanos de los partidos de siempre (el PRI del presidente Enrique Peña Nieto y el conservador PAN) que no han logrado pacificar el país ni limpiar la administración pública.

Sus rivales figuran a dos dígitos de distancia: Ricardo Anaya, de una coalición encabezada por el Partido Acción Nacional (PAN) y el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD); y José Antonio Meade, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), se disputan un lejano segundo lugar.

En su acto de cierre de campaña López Obrador volvió a decir que la “transformación sin derramamiento de sangre” que espera llevar a cabo si gana la presidencia “va a ser una revolución, pacífica, ordenada pero profunda y, diría, radical”.

“Espero que nadie se asuste porque la palabra radical viene de raíz y esta transformación va a consistir precisamente en arrancar de raíz al régimen corrupto, de injusticias y de privilegios”, agregó desde el estadio más grande del país, ubicado en la capital mexicana, que llenó casi totalmente.

Además del cargo de presidente, en las elecciones del domingo serán renovados unos 3,400 cargos públicos, entre diputados, senadores, gobernadores y alcaldes. Más de 89 millones de mexicanos están habilitados para votar.

Anaya, un abogado de 39 años que ha prometido acabar con la corruptela y enjuiciar a Peña Nieto por supuesta corrupción, se ubica en segundo lugar de las preferencias a una distancia de al menos 14 puntos porcentuales de AMLO, según sondeos.

Cuando parecía que la brecha entre Anaya y López Obrador se acortaba hacia marzo, las acusaciones de lavado de activos en contra del candidato panista y una investigación de la fiscalía federal lo golpearon.

En tanto, Meade, exsecretario de Hacienda del actual gobierno, cayó al tercer lugar en los últimos meses en medio de escándalos de corrupción del gobernante PRI.

El también excanciller de 49 años fue acusado por sus contendientes de desvío de recursos públicos durante su gestión en la Secretaría de Desarrollo Social entre 2015 y 2016, pero se ha defendido asegurando que su única mancha es “el vitiligo”.

Las últimas mediciones muestran que Meade ha venido acortando su distancia con Anaya, entre otras cosas, gracias a la formidable maquinaria partidista del PRI, que gobernó de forma ininterrumpida entre 1929 y el 2000.

Suscríbete a nuestro canal telegram.me/vpitv o visita nuestro canal en Youtube: VPItv y mantente siempre informado

Diputados Europeos v
Informe ACNUR de jun
Rate This Article:
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.