Conferencia Episcopal de Venezuela pidió investigar caso Óscar Pérez

La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) repudió los hechos que derivaron del operativo policial en el que perdieron el exfuncionario Óscar Pérez y seis personas más.

“Existe una serie de evidencias que requieren ser investigadas y explicadas razonablemente a los familiares y a toda la comunidad venezolana”, expresa el comunicado enviado por la Iglesia Católica de Venezuela.

A continuación el texto íntegro:

«La vida humana es siempre sagrada, válida e inviolable» Papa Francisco
La Comisión de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal Venezolana, instancia eclesial que
tiene como norte, velar por la vigencia y cumplimiento de los Derechos Humanos en Venezuela
ha visto con preocupación y dolor los últimos hechos acontecidos en el país.
Esta Comisión con base al mandato del Evangelio, del Magisterio de la Iglesia y de la
Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, denuncia. La horrible masacre
evidenciada en las ejecuciones extrajudiciales y muertes de civiles en acciones perpetradas
por fuerzas militares, el 15 de enero de 2018, en la que perdieron la vida un grupo de personas
en la búsqueda de Oscar Pérez. Este acto nos pone ante la degradación e irrespeto de la
dignidad y los derechos humanos atinentes a cualquier persona.

Existen una serie deevidencias que requieren ser investigadas y explicadas razonablemente a los familiares y a todala comunidad venezolana. Entre ellas la falta de resolución pacífica de conflicto frente a uncaso de solicitud de entrega, la ausencia de fiscales en el procedimiento, la utilización de
grupos civiles armados. El audio y el video difundido por las redes sociales generan
perplejidad que requieren ser aclaradas.

Ante estos hechos Exigimos:

Al Estado que los hechos violatorios a los Derechos Humanos sean investigados con la mayor
prontitud y objetividad con el concurso de todas las instancias públicas competentes,
recordándole que los Derechos Humanos son obligación inexcusable e intransferible de los
gobiernos, que no pueden estar subordinados a los hechos punibles que se persiguen.
A la Fiscalía General que vele por la entrega a los familiares los cuerpos de los fallecidos,
evitando la cremación, sin autorización de estos, para determinar la causa de la muerte,
recordando que según la ley, ningún fallecido en circunstancias violentas puede ser cremado,
menos aun cuando se trate de un homicidio porque en un futuro podrá ser exhumado.
A los Tribunales que garanticen las evidencias del operativo para llegar a conocer la verdad.
A los Poderes Públicos que recuerden el deber que tienen de garantizar una justicia gratuita,
accesible, imparcial, transparente, autónoma e independiente que se sustente en la
independencia de cada una de las instancias que lo conforman y que constituyen la esencia
misma del Estado de Derecho.
A los Ciudadanos, a no acostumbrarse, ante la multiplicación de los casos de muertes no
aclaradas ni investigadas, a la barbarie… La verdad, la justicia, la solidaridad, la libre expresión
y la misericordia postulan un comportamiento y una conducta que no nos lleve a vivir en
impunidad.
Por último, invitamos a todos los creyentes en Cristo, para que en el marco de la reciente
celebración de la Divina Pastora, intensifiquemos nuestra oración al Señor de la vida por las
víctimas, por los familiares y por Venezuela a fin que nos conceda a todos los venezolanos la
sabiduría necesaria para encontrar caminos de Justicia, de verdad y de paz.
Es Justicia, a los 18 días del mes de enero de 2018.

Mons. Roberto Luckert Pbro. Saúl Ron Braasch
Presidente de la Comisión de Justicia y Paz Vicario General de Justicia y Paz

 

 

Publicaciones Relacionadas

Programación On-Demand

Logo VPItv

Suscríbete al Servicio de Noticias

¡Mantenete siempre informado!

Copyright © 2020 VPI TV – Developed by Rubik