#Opinión | Peñaranda, ya no eres el que «Flinchy», por Wilder Delgado

flinchy-peñaranda

Mucho se ha hablado de Adalberto Peñaranda en los últimos días, pero nada referente a su fútbol, a ese fútbol que maravilló durante su primera temporada en Europa, al contrario, todo lo que ha salido sobre él en redes sociales, medios de comunicación impresos, radiales y/o televisivos es deprimente para todo el que haya seguido su carrera desde sus años de juvenil en el Deportivo La Guaira.

Hace unas semanas, el oriundo de El Vigía, estado Mérida, Venezuela, se grabó mientras participaba en una fiesta privada junto a mujeres semidesnudas y subió el material a sus historias de Instagram para que lo vieran solamente sus «mejores amigos», pero, apenas unas horas después salió a la luz pública generando diversas matrices de opiniones, trayéndole graves consecuencias para su futuro como futbolista de primer nivel.

Lea también: #Deportes | El Real Madrid y su revolución de cara a la próxima temporada

Lejos quedaron esos regates, esa velocidad y destreza para encarar a los defensores rivales, todo eso quedó hecho polvo, es como si Thanos, el archienemigo de los Vengadores chasqueara los dedos y desapareciera el 100% de su capacidad para jugar y para madurar como ser humano.


Y es así, Peñaranda no ha madurado nada con respecto a sus compañeros que estuvieron junto a él en el Mundial Sub-20 del 2017, donde fueron subcampeones; en vez de aprovechar que está en Europa para brillar, él hace todo lo contrario, se dejó tentar por el poder del dinero y por el poco nombre que ha hecho en su carrera futbolística, creyendo que por estar en el viejo continente permanecerá en la élite.

Nadie tiene el derecho de meterse en la vida de los demás, eso es verdad, pero eso queda a un lado cuando eres una figura pública y más cuando eres uno de los jugadores con un don divino para el fútbol, y de los que siempre se espera algo más en cancha, así que querido Adalberto si no quieres que hablen de ti, no expongas tu vida privada y dedícate a madurar, porque lamentablemente si a ti no te preocupa, a nadie más le preocupará.

Hoy tu carrera es un fiasco, pero por tu culpa, no por los demás, no por los que en algún momento creyeron en ti y creyeron en esas declaraciones que distes hace unos meses en un Live, donde manifestaste que ibas a cambiar porque querías volver a ser el que fue en su momento en el Granada.


Hoy no vale la pena seguir hablando de ti, porque lo que hagas con tu vida es tu decisión, pero si en algún momento te importan tus seguidores, los niños que sueñan con ser como tú, si te importa tu carrera, termina de aprender que tienes que cambiar.

En cuanto a tus goles, solo has podido marcar cinco en cinco temporadas en Primera División, entre Granada, Udinese, Málaga, Eupen y Watford, de hecho esta temporada estuviste en cancha por 364 minutos en la liga belga, mientras que en Copa jugaste 87 (entre la belga y la inglesa), y con la selección nacional absoluta has disputado 490 minutos entre 2018 y 2019.

Todavía hay una mínima esperanza en que todo esto en verdad sea pasajero, para que vuelvas a brillar en un césped, pero si la inmadurez continúa reinando, veremos otro caso como el de César «Mágico» González.

Recuerda algo, podrás tener mucha calidad, pero en Europa lamentablemente y en algunas ocasiones el pasaporte venezolano pesa, y si sigues así seguramente te veamos en la Liga FUTVE, un evidente retroceso para un futbolista que tiene apenas 23 años.

Cerraré escribiendo, que sí, los brasileños como Romario, Ronaldinho y otros, fueron fiesteros y siempre estuvieron envueltos en ese tipo de polémicas, pero marcaban diferencia cuando estaban en la cancha, marcaban 15-20 goles por año y fueron campeones del mundo, pero tú ni has destacado en cancha en los últimos años, ni fuera de ella tampoco, así que sí, debería preocuparte lo que pase de ahora en adelante.

#OPINIÓN | Aníbal
#Opinión | El fin d
Rate This Article:
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.