El Estudio Mundial sobre Tráfico de Armas de Fuego 2020 señaló que las armas de fuego ilícitas en América Latina son más baratas que las legales, según datos del 2016 y 2017.

Según el estudio, Argentina y Colombia son los países más afectados por la venta ilícita y los países al que más le han incautado este tipo de armas. Sin embargo, es Estados Unidos donde se decomisan estos artefactos mundialmente. Solo en el 2017, se incautaron 320 mil.

El informe indica que en el caso de América Latina, la armas ilegales son asociadas con el crimen organizado y el narcotráfico, tomando como ejemplo México, Honduras y El Salvador.