El Poder Judicial de Suiza inició este lunes el primer proceso por el caso de derecho de TV de la FIFA, en presencia de Jérôme Valcke -líder de la organización-, y Nasser Al-Khelaifi -presidente de beIN Media-.

Lea también: #Deportes | Laureano González: «Si los sponsors no responden no podremos pagarle a Peseiro»

Por esto, los sujetos podrán pagar hasta cinco años de cárcel por el juicio que durará hasta el 25 de septiembre.

Todo comenzó cuando Al-Khelaifi le prometió a Valcke comprar una villa en Cerdeña por más de cinco millones de euros con el fin de que beIN fuese el principal difusor de los mundiales 2026-2030 para Oriente Medio y el Norte de África. El trato se cerró en abril del 2014 y la FIFA no deshizo lo ocurrido.