El presidente de INVELECAR (Instituto Venezolano de la leche y la carne), Carlos Albornoz, alertó de que la situación irregular que se presentó el fin de semana en una finca del estado Táchira, donde un grupo de personas acompañados por funcionarios arremetieron en una finca, la pretenden multiplicar en toda la región.

«Considerando la presencia de un grupo de productores agropecuarios que vinieron nuevamente desde tempranas horas de la mañana a la finca La Unión en la vía El Guayabo entre La Fría y Orope. Nos llama la atención el resguardo y custodia que están produciendo los propios productores agropecuarios para defender su producción», comentó.

«El compromiso tiene que ser continuar resistiendo, tratando de apoyar a los ganaderos ya que con mucho esfuerzo producen productos para todos ustedes. Sin duda ha habido un abuso de autoridad significativo por parte del Alcalde de La Fría y lo hacemos responsable de la situación», agregó.

«Hacemos un llamado a todos los productores agropecuarios de la región para que estén atentos, ya que se rumorea que serían atacados 71 predios en la zona. Se dejarían de producir cerca de 270.000 kilogramos de animales de ganado al año, lo que pudieran ser miles de litros de leche y de queso que se producen en la finca y en la zona», cerró Albornoz.

Suscríbete a nuestro canal telegram.me/vpitv o visita nuestro canal en Youtube: VPItv y mantente siempre informado

Screenshot_22

El presidente de INVELECCAR (Instituto Venezolano de la leche y la carne) y expresidente de Fedenaga, Carlos Albornoz, dio a conocer a través de una serie de tuits que se cerró el ciclo de siembras agrícolas en este año.

Albornoz, detalló que será difícil la situación para después de la segunda quincena del 2019 por lo que recomendó a la ciudadanía intentar sembrar: plátanos, yuca y frijoles.

El productor agropecuario afirmó que el sector agrario en Venezuela carece desde hace un buen tiempo de equipos e insumos que demandan para poder producir las tierras adecuadamente.

Suscríbete a nuestro canal telegram.me/vpitv o visita nuestro canal en Youtube: VPItv y mantente siempre informado

Screenshot_47 Screenshot_46 Screenshot_45 Screenshot_44 Screenshot_43

El presidente de la Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela, Fedenaga, Carlos Odoardo Albornoz, publicó un video a través de las redes sociales hablándole al país.

En el mismo, Albornoz destacó que hoy » se intenta amedrentar a los productores de maíz», con la intención de que estos dejen de luchar.

«No puede haber alimentos, no puede haber arepas si no hay respeto a la propiedad» expresó el Presidente de Fedenagas. Exhortó a los venezolanos a reencontrarse como nación y unificar esfuerzos para luchar en contra de la crisis.

Para más información suscríbete a nuestro canal telegram.me/vpitv o visita nuestro canal en Youtube: VPItv y mantente informado

La Confederación Nacional de Asociaciones de Productores Agropecuarios (Fedeagro) y la Federación Nacional de Ganaderos (Fedenaga) asistieron a una invitación de la Universidad Presbiteriana Mackenzie de Sao Paulo, en Brasil para participar en el Primer Encuentro de Seguridad Alimentaria de América del Sur.

En el evento los presidentes de Fedeagro, Aquiles Hopkins, y de Fedenaga, Carlos Odoardo Albornoz, se refirieron a las perspectivas de la agricultura venezolana, seguridad jurídica, y la importancia de la propiedad privada como elemento vital en la producción de alimentos.

Carlos Albornoz se refirió a la amenaza que representa el contrabando de extracción, “no solo por el diferencial de precios del kilogramo de ganado bovino, que supera la barrera natural existente entre los dos países, sino el riesgo de que el flagelo pueda perforar el férreo control sanitario construido por Brasil durante tanto tiempo” comentó.

Además, destacó que Venezuela es el único país del continente que no se encuentra libre de fiebre aftosa, por lo que recomendó unir esfuerzos, e insistió en la posibilidad de concertar con el gobierno y gremios venezolanos un plan conjunto masivo de vacunación.

Por otra parte, Aquiles Hopkins destacó el nivel de obsolescencia que presentan los equipos y maquinarias, que se requieren para la realización de las actividades agropecuarias, y estimó que 85% de las mismas no cumple con las condiciones óptimas.

El ministro Maggy se mostró sumamente receptivo, y se comprometió junto al exministro de agricultura, Antonio Cabrera, en la búsqueda de alternativas para apoyar a corto plazo a los productores del campo venezolano, entendiendo lo que representa el tema alimentario para el país.

 

El presidente de la Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela (Fedenaga), Carlos Albornoz, denunció este lunes a través de su cuenta en Twitter que la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) dispuso de equipos antimotines en el puente de San Fernando de Apure, con la presunta finalidad de retener unos camiones que transportan queso para quitarles parte de la mercancía.

«Enviar queso a los grandes centros de consumo se ha convertido en toda una odisea», lamentó el dirigente gremial, quien detalló además que, pese a la crisis, «aún el 44% de los hogares del país consumen productos lácteos», por lo que pidió «justicia y ponderación» para quienes los producen.

No es la primera vez que Albornoz o Fedenaga hacen denuncias de este tipo. Sin ir muy lejos, el pasado 26 de febrero la cuenta en Twitter de esa agrupación denunció que en el propio estado Apure, en la alcabala de Puerto Miranda, intentaron obligar a los productores de queso a entregar el 10% de la mercancía «de manera irregular y sin ningún tipo de documento válido».

Afortunadamente para los productores las denuncias surtieron efecto, y finalmente pudieron trasladar hacia los grandes centros de consumo unas 100 toneladas de queso.

El presidente de la Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela (Fedenaga), Carlos Albornoz,  denunció a través de su cuenta en la red social twitter, que funcionarios policiales y trabajadores identificados de Funda Mercado sustrajeron en San Juan de los Morros, estado Guarico, siete animales de una gandola que transportaba 47 cabezas de ganado hacia el matadero de Turmero, estado Aragua.

Albornoz afirmó que el Gobierno de Venezuela sigue intentando «acosar al campesino venezolano, causandole un grave daño al abastecimiento» del país.

El presidente de la Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela (Fedenaga), Carlos Albornoz, denunció este domingo a través de su cuenta en Twitter que el alcalde del municipio Esteros de Camaguán (Guárico), Jhonder Simanca, intentó extorsionar a un grupo de comerciantes de queso duro que estaban de paso y transportaban unas 70 toneladas de ese alimento.

De acuerdo a los tuits publicados por Albornoz, el burgomaestre del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) ordenó detener la caravana, de aproximadamente 30 camiones, para luego solicitarles el 15% de la mercancía como «fianza» para dejarlos avanzar.

El último reporte indicaba que los comerciantes de queso duro llanero se negaron a tal petición, por lo que se desconoce en qué terminó el hecho.

La Confederación Venezolana de Industriales, Conindustria, se solidarizo con el presidente de la Federación Nacional de Ganaderos, Fedenaga, Carlos Odoardo Albornoz, a quién le fue expropiada su finca el pasado 16 de agosto.

El pasado mes de junio, el Instituto Nacional de Tierras (INTI) anunció por redes sociales que había decidido iniciar el “rescate” autónomo de la finca “El Gólgota”, en Chaguaramas, estado Guárico, propiedad del presidente de Fedenaga y, esta semana, se le entregó formalmente el documento donde se anuncia la medida.

Aunque desde el gobierno han señalado que expropian tierras ociosas, éste no es el caso de la finca El Gólgota, que tiene sembradas más de 700 hectáreas de maíz y produce más de 1,6 millones de vasos de leche al año y 46.000 toneladas de carne.

Albornoz afirmó que la acción del INTI es una retaliación por la postura opositora de Fedenaga ante el conflicto político que se desarrolla en Venezuela. No obstante, aseguró que los productores agropecuarios seguirán trabajando por recuperar al país.

La directiva de Conindustria rechazó este tipo de actuaciones por parte del gobierno y aseguró que se tienen como fin amedrentar a quienes expresan su opinión. Asimismo, destacó que las políticas que atentan contra la propiedad privada solo generan una caída en la producción nacional, desabastecimiento e inflación, que se traducen en menos productos para los venezolanos.