El ministro de Sanidad de Francia, Olivier Verán, manifestó que la fase más fuerte del coronavirus «ha quedado atrás». En las últimas 24 horas se registraron nueve fallecidos por la Covid-19, y que desde la llegada de esta enfermedad al país se han contabilizado al menos 29.407.

Lea también: Economía en Francia tardará tiempo en recuperarse tras la pandemia mundial

Como parte del proceso de la desescalada, Francia avanzó este lunes con la posibilidad de atender a los clientes en los bares, cafés y restaurantes en el interior de los establecimientos. Anteriormente, solo estaban abiertas las terrazas en París.

Aprovechó para destacar que tan «solo un 1 % de los test que realizamos es positivo.»

Verán alertó que eso no quiere decir que «nos detengamos frente al virus», debido a que no ha dejado de circular y han conseguido nuevos focos.

En medio de las medidas de flexibilzación, ya es posible viajar a Francia sin limitaciones desde otras naciones de la zona Schengen, a excepción de España, por lo que se implementan restricciones por correlación a la cuarentena que imponen las autoridades españolas.