Los jefes de Estado y de Gobierno de los países que conforman la Unión Europea (UE) acordaron, este miércoles, no reconocer los resultados de las elecciones presidenciales en Bielorrusia.

La decisión, comunicada en un principio por la canciller alemana, Ángela Merkel, fue confirmada, poco después, por el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

«Las elecciones no fueron justas ni libres y no cumplieron los estándares internacionales», expresó Michel, en una rueda de prensa posterior a la cumbre virtual que reunió a los líderes de la UE.

El alto funcionario también catalogó de «preocupante» la situación en Bielorrusia, un país en el que la violencia postelectoral ha dejado tres muertos, centenares de lesionados y cerca de 7.000 detenidos.

Lea también: #Mundo | Mali: militares golpistas prometen gobierno de transición

El presidente del Consejo Europeo aprovechó su comparecencia para adelantar que el bloque comunitario «impondrá sanciones a un número sustancial» de personas, señaladas por Bruselas de fraude electoral y de brutalidad policial.

El pasado 9 de agosto, Bielorrusia celebró sus más recientes comicios presidenciales. De acuerdo con los resultados oficiales, la votación fue ganada por el presidente Alexandr Lukashenko. El mandatario, en el poder desde 1994. resultó favorecido con 80% de las papeletas.

Sin embargo, la oposición ha indicado que Lukashenko manipuló los comicios, con el objetivo de repetir en la Presidencia por sexta ocasión consecutiva.

Tijanóvskaya continúa en el exilio

La lideresa opositora Svetlana Tijanóvskaya, principal rival de Alexandr Likashenko, permanece exiliada, en Lituania, desde el pasado 11 de agosto.

En la víspera de la cumbre europea de este miércoles, la dirigente solicitó, a los jefes de Estado y de Gobierno de la UE, desconocer los resultados electorales que señalan a Lukashenko como ganador.

«Perdió cualquier legitimidad a los ojos de nuestra nación y del mundo», dijo Tijanósvkaya, a la hora de referirse al presidente bielorruso, a quien muchos consideran el último dictador de Europa.

Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, anunció, este lunes, que los líderes de la Unión Europea (UE) se reunirán el miércoles para debatir sobre la situación política en Bielorrusia.

El alto funcionario indicó que los jefes de Estado y de Gobierno de las 27 naciones que integran el bloque abordarán el presunto fraude electoral, cometido durante los comicios del pasado 9 de agosto.

Lea también: #Mundo | Álvaro Uribe: “Siento que estoy secuestrado por mentiras”

Según los resultados oficiales, esas votaciones fueron ganadas por Alexander Lukashenko, con 80% de las papeletas a su favor.

La aparente victoria le permite a Lukashenko, quien gobierna a Bielorrusia desde 1994, permanecer a la cabeza del país por sexta ocasión consecutiva.

Los resultados electorales desataron una ola de protestas que han sido reprimidas por las fuerzas de seguridad. En una semana la refriegas se han saldado con dos muertos, 300 heridos y cerca de 7.000 detenidos.

En consecuencia, la UE ha sancionado a las autoridades responsables del presunto fraude electoral y del ataque a los manifestantes.

Durante el encuentro del miércoles, el grupo de países europeos también de evaluará crear un fondo para las víctimas de la represión y estudiarán de qué manera se puede asesorar a los bielorrusos en la reforma de la policía.

La alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, reprochó la violencia policial en las protestas que se desarrollaron en Bielorrusia , tras efectuarse las elecciones en el país europeo el pasado domingo.

Lea también: #Mundo | Un herido de bala durante tercera jornada de protestas en Bielorrusia

«La gente tiene derecho a expresar su descontento, especialmente en el contexto de unas elecciones en las que la libertad democrática debe ser mantenida, no suprimida» dijo este miércoles la expresidenta de Chile.

Según datos de la máxima responsable de los derechos humanos de la ONU, unos 6.000 ciudadanos han sido arrestado; al menos una persona falleció y 250 resultaron heridos.