Este viernes, Luisa Ortega Díaz, fiscal general en el exilio, solicitó a la Oficina de Control de Activos Extranjeros de Estados Unidos que incluya en la lista de sancionados a Farik Karin Mora Salcedo, fiscal de Ministerio Público, por   violación de Derechos Humanos a los parlamentarios Juan Requesens y Julio Borges.

“Solicito se analice la posibilidad de incluir al referido ciudadanos Farik Karin Mora Salcedo en las referidas sanciones y se verifiquen todas las derivaciones que ello acarrea”, indicó la fiscal en un documento.

Ortega Díaz, señaló en el escrito que Mora Salcedo solicitó la detención infundada de Borges y Requesens y enfatizó que el Servicio Bolivariano de Inteligencia sometió a torturas a Requesens que “han sido dirigidas y avaladas por el citado fiscal del Ministerio Público”.

“Farik Karin Mora Salcedo ha construido una causa penal con fundamento en la autoincriminación de los procesados mediante la tortura, la amenaza y la coacción, situación que ha merecido el repudio de la comunidad internacional”, indicó Ortega Díaz.

Tras casi un año de aquella declaración en que veían asomar la justicia, hoy los familiares del joven Juan Pablo Pernalete, quien perdió la vida el pasado 24 de mayo de 2017, a mano de las fuerzas de seguridad del Estado, durante las protesta suscitadas en Venezuela en contra del gobierno del presidente Nicolás Maduro, claman justicia.

Y es que, pese a la declaración de la fiscal general en el exilio, Luisa Ortega Díaz, donde se reconocía la culpa de los funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana en el asesinato de este joven venezolano, aún no hayan con los responsables.

Su madre, Elvira Pernalete señala sentirse burlada en cada oportunidad que acude al Ministerio Público y no obtiene la respuesta que le dará justicia y paz a su hijo. Sin embargo, indica que seguirá los sueños y la lucha de su hijo.

Para más información suscríbete a nuestro canal telegram.me/vpitv o visita nuestro canal en Youtube: VPItv y mantente informado