Fiscales italianos interrogaron este viernes al primer ministro, Giuseppe Conte, sobre la gestión gubernamental durante la epidemia de coronavirus que causó más de 34.000 muertos en el país, en una investigación para evaluar las decisiones tomadas por la administración durante el mes de febrero al inicio del brote.

Lea también: #Mundo | Atentado en una mezquita de Kabul dejó 4 muertos

Conte prestó declaración ante magistrados de la fiscalía de la ciudad de Bérgamo durante tres horas en la sede del gobierno en Roma, el Palazzo Chigi.

La investigación abierta se centra en el retraso a la hora de declarar “zona roja” a los municipios de Nembro y Alzano Lombardo, en la provincia de Bérgamo, al inicio de la propagación de la epidemia.

Hasta la fecha el equipo de magistrado solamente escuchó las declaraciones de Conte “como persona informada de los hechos”, sin atribuirle por ahora algún delito.

Fuente: AFP