Durante el pasado mes, la expansión del covid-19 en Venezuela se incrementó, debido a la cantidad de personas diagnosticadas por el virus, solo el 1 de julio se registraron 230 contagios y su total de infectados llegó a las 6.000 casos y tres personas fallecidas, según un informe realizado por Provea.

En el estudio la institución dedicada a los derechos humanos en Venezuela, detalló que para el último día de julio gran parte de la población que murió eran profesionales de la salud.

Lea también: #Venezuela | Provea: Maduro solo garantiza pobreza y miseria a los venezolanos

«De los 128 fallecidos reportados oficialmente para el último día de julio, 34 fueron de personal sanitario, lo que indica que el 30% de las personas que han muerto por coronavirus son médicos o enfermeras», reseñó la organización en un documento publicado en su página web.

El informe también muestra el salario que percibe el sector salud, las condiciones del personal sanitario y los riesgos que enfrentan sin contar con el equipo de protección adecuado para frenar el virus.