El cantante Nicky Jam y el emprendedor Jay Mazini entraron a un local de comida, donde entregaron miles de dólares a los empleados del negocio.

En el recinto también estaban otros clientes, quienes también fueron beneficiados por las donaciones del intérprete de «Si tu no estás».

Los otros trabajadores se fotografiaron con el artista y no dejaron de emocionarse por su visita.