En horas de la noche de este jueves, fue el liberado el padre Lenín Bastidas, quien habría sido detenido el pasado miércoles durante una marcha pacífica en la localidad de Altagracia de Orituco, estado Guárico.

El Padre fue detenido por funcionarios de Poliguárico durante una protesta pacífica, en la que los ciudadanos manifestaban en contra de la mala calidad de los servicios públicos.

Los funcionarios de Poliguárico pidieron a los ciudadanos no obstruir el tráfico, lo cual fue acatado. Sin embargo,  en el recorrido un grupo de efectivos reprimió con bombas lacrimógenas, sin mediar palabras.

El cura se encontraba en la sede del destacamento número cuatro de PoliGuárico y lo soltaron, luego de que centenares de personas se acercaron al lugar a exigir su inmediata liberación.

 

Sin orden de aprehensión y por presuntas razones políticas, fue detenido este jueves el padre Lenín Bastidas, mientras que se disponía a participar en una «marcha en cadena de oración» por la reconciliación nacional en el municipio Monagas de Altagracia de Orituco (Guárico), en la actividad participaban personas de la tercera edad y niños.

El Padre fue detenido por funcionarios de Poliguárico durante una protesta pacífica, en la que los ciudadanos manifestaban en contra de la mala calidad de los servicios públicos.

Los funcionarios de Poliguárico pidieron a los ciudadanos no obstruir el tráfico, lo cual fue acatado. Sin embargo,  en el recorrido un grupo de efectivos reprimió con bombas lacrimógenas, sin mediar palabras.

El Padre se encuentra retenido en la estación local de la policía, mientras el comandante de la comisaría espera una orden que vendría desde  San Juan, capital de la entidad.

 

Andrés Fornerino.- El padre Lenin Bastidas marchó desde el terminal La Bandera en Caracas hasta la Avenida Urdaneta para elevar sus súplicas y exigir mejoras en las condiciones de vida de los venezolanos.

El religioso tenía como objetivo llegar hasta el palacio de Miraflores para rezar por los problemas que enfrenta la población, sin embargo, las autoridades policiales del municipio Libertador solo le permitieron llegar hasta Puente Llaguno, a una cuadra de Miraflores. Custodiado por los efectivos de la policía nacional bolivariana, el padre Lenin Bastidas señaló, “Cuando marché en Agosto desde el estado Anzoátegui hasta la sede del poder electoral fui utilizado por los políticos, por lo que pido que no se politice esta actividad, lo hago para que el pueblo rectifique, no para apoyar a un partido político”.

Durante el recorrido, el padre Lenin Bastidas, se detuvo a conversar con varios transeúntes a quienes les expresó la necesidad de cambiar como sociedad y recuperar los valores y la fe para lograr que los actores políticos se interesen por las necesidades de los ciudadanos.

El padre Bastidas manifestó que no tiene previsto un encuentro con el primer mandatario, Nicolás Maduro, pero no desestima que en algún momento puedan cruzar palabras y ratificar su mensaje de la paz.