Las manifestaciones de los ciudadanos llamados «chalecos amarillos» regresaron nuevamente a las calles de Francia.

El ministro del Interior, Gérald Darmanin, anunció vía Twitter que las autoridades detuvieron a 256 de estas personas, tras una jornada tensa con gases de bomba lacrimógenas en las adyacencias de los Campos Elíseos.

Lea también: #Mundo | Francia inicia juicio contra atentado al semanario Charlie Hebdo

Ante la situación, Darmanin ordenó a la Policía francesa custodiar la zona para evitar las protestas, pero los denominados «chalecos amarillos» hicieron caso omiso. Entre 1.500 y 2.500 de ellos se acercaron a París.

Los «chalecos amarillos» son un movimiento francés creado en el año 2018. Este colectivo manifiesta contra la política fiscal y el gobierno del presidente Emmanuel Macron.