El Tribunal Supremo de Justicia de la administración de Nicolás Maduro está preparando todas las condiciones para que las elecciones parlamentarias del próximo mes de diciembre se efectúen tal como lo establece la Constitución venezolana. Entre las fichas que han preparado han sido la designación de nuevos rectores en el Consejo Nacional Electoral (CNE), la imposición de nuevas directivas ad-hoc en partidos políticos opositores (como Primero Justicia, Voluntad Popular y Acción Democrática) y, ahora, el condicionamiento de los puntos de inscripción de los nuevos votantes.

No obstante, este evento electoral ocurre en plena pandemia de Covid-19, que se originó en China y que se ha extendido en todo el mundo dejando al menos 500 mil personas muertas y casi 13 millones de contagiados hasta la redacción de esta nota. ¿Su principal propagación? La aglomeración de personas, el contacto físico, los estornudos, el sudor, etc. Si de algo se caracteriza este tipo de acto de dominio público es por los puntos de encuentro masivos, sobre todo en un país donde se espera la inscripción de al menos dos millones de venezolanos.

Lee también: CNE anunció que el 6 de diciembre se llevarán a cabo las elecciones parlamentarias en Venezuela

Hace poco se celebraron comicios presidenciales en República Dominicana, pero internacionalmente han sido 60 elecciones. ¿Estará Venezuela preparada para celebrar el derecho al sufragio a pesar de la crisis sanitaria mundial?

En esta primera etapa, el CNE leal a Maduro ha habilitado 13 días para la inscripción de los venezolanos al RE con 571 puntos, y sin tomar en cuenta que varios de los ciudadanos viven lejos del lugar donde vota (y que esta restringido el paso entre estados). Además, los expertos electorales internacionales instan en usar pantallas acrílicas para la inscripción del evento, otra opción que el actual CNE no ha evaluado para proteger al personas que llevará a cabo el operativo.

Registro-CNE

Registro CNE | Foto: cortesía

Las condiciones de estos 571 puntos no son las más óptimas, ya que consisten en una o dos mesas y en espacios cerrados, todo lo contrario que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS) con respecto a este tipo de lugar. Además, se busca que las embarazadas, personas enfermas o de tercera edad voten o se inscriban al sistema electoral en una hora específica, lo cual el CNE no ha dicho nada al respecto.

Lee también: #Política | CNE aumentó el número de diputados a elegir de 167 a 277 (+Vídeo)

En respuesta a un contexto de crisis sanitaria, el Poder Electoral solo se ha pronunciado con respecto a la desinfección de los equipos y zonas de contacto, además de dotar al personal con protocolos de bioseguridad.

La Organización de Estados Americanos (OEA) realizó un guía especialmente para organizar elecciones en estos tiempos. En un archivo de al menos 229 páginas, destaca que se debe mantener una distancia de un metro y medio, como evitar darse la mano o abrazarse. Con respecto al personal, se insta a las personas lavarse las manos frecuentemente, usar pañuelos desechables al toser, usar mascarillas N95, FPP2 y FPP3, sobre todo a aquellos mayores de 65 años.

Lee también: Bernabé Gutiérrez: Designaciones del CNE fueron pactadas por Henry Ramos Allup

La OEA también recomienda limpiar las superficies y los objetos con productos a base de alcohol o cloro y tener buena ventilación.

«Los órganos electorales y los diversos actores del proceso deben contribuir a una planificación que permita evitar aglomeraciones, tanto en las etapas preparatorias como el día de la jornada electoral. Asimismo, deberán tomar las precauciones y contingencias por el impacto de otras medidas comunitarias, como la cancelación de eventos masivos, cierres o adecuación de los lugares de trabajo, restricciones al transporte público y el confinamiento generalizado de la población», establece la guía con respecto al distanciamiento social comunitario.

condiciones

Los consulados de Venezuela en el exterior deberían realizar jornadas especiales para la atención de los millones de ciudadanos que han migrado por diferentes razones, según sugirió el diputado a la Asamblea Nacional (AN), José Gregorio Correa.

«Cada venezolano que está en el exterior tiene un nombre y un rostro. No puede ser que los consulados no atiendan las necesidades de los ciudadanos que se encuentran en otras fronteras. Debo recordar que el consulado debe acompañar al venezolano en el exterior desde su nacimiento, hasta su muerte, y eso no ha sido así», condenó.

El también presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores, Seguridad y Defensa del Parlamento del Mercosur (Parlasur) exhortó, en ese sentido, a la Cancillería de la República a tomar los correctivos, pues denunció que la sede diplomática ubicada al sur de la Florida tiene más de ocho años que no atiende a los ciudadanos venezolanos.

«Un consulado que estuvo cerrado por tanto tiempo, causándole tanto daño a los venezolanos que viven allá, debe hacer jornadas especiales de atención, sin horarios restringidos», exigió.

Agregó que el Consejo Nacional Electoral (CNE) es el organismo «responsable del Registro Civil», por lo que invitó a hacerse cargo de esta situación, «no para el Registro Electoral, sino para que atienda a los ciudadanos en el extranjero», pues a su juicio, los venezolanos claman por «un consulado que se ocupe» de ellos. «Eso no ocurre en el sur de la Florida ni en ninguno de los consulados (venezolanos)», lamentó.