La salud de Shinzo Abe parece haber acabado con su carrera política. El jefe de Gobierno dimitió, este viernes, al cargo de primer ministro, con el argumento de que sus condiciones actuales «no son perfectas».

«Una salud pobre puede derivar en decisiones políticas erróneas (…). He decidido renunciar como primer ministro», dijo Abe durante la rueda de prensa que ofreció para comunicar su retiro.

El dirigente nipón se encuentra aquejado por una serie de úlceras intestinales, padecimiento que también lo apartó del poder en 2007, durante la que fue su primera experiencia como primer ministro.

Le puede interesar: #Mundo | Justicia aparta del cargo al gobernador de Río de Janeiro

La renuncia del mandatario despeja las dudas sobre su continuidad a la cabeza del Gobierno japonés. Una visita al Hospital Universitario de Keio, realizada el pasado 17 de agosto, ya había generado rumores sobre su salida. Sin embargo, aquel día, su secretario de Gabinete afirmó que Abe había acudido al centro asistencial para «una inspección médica regular».

Hasta el momento se desconoce quien se encargará del puesto que Shinzo Abe ocupó por casi ocho años de forma ininterrumpida.

El representante permanente de Bolivia ante la Organización de Estados Americanos (OEA), José Alberto Gonzáles Samaniego, renunció a su cargo en una ola de dimisiones tras la salida del poder de Evo Morales.

Lea también: Diosdado Cabello ofreció a Evo Morales que viaje a Venezuela

A través de una carta dirigida al canciller Diego Pary Rodríguez, González comunicó su dimisión al cargo sin expresar las motivaciones tras tal decisión.