El huracán Sally perdió fuerza y se degradó a a tormenta tropical, luego de tocar tierra al sureste de Estados Unidos.

El fenómeno golpeó los estados de Florida y Alabama, con una categoría 2 y vientos de más de 160 km/h.

Le puede interesar: #EEUU | Trump dice que la vacuna contra la Covid-19 podría estar “en semanas”

Sally dejó viviendas inundadas, automóviles parcialmente sumergidos y, al menos, medio millón de habitantes sin servicio eléctrico.

«Se están produciendo inundaciones históricas y catastróficas, incluidas inundaciones fluviales generalizadas de moderadas a importantes», informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) a propósito del vórtice.

Sally

El huracán Sally, de categoría 2, alcanzó este miércoles la costa de Alabama, al sur de Estados Unidos.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de la nación norteamericana indicó que, debido al arribo del ciclón, las áreas costeras de Alabama, Misisipi y Florida están amenazadas.

Lea también: #EEUU | Vulnerables: 78% de jóvenes fallecidos por covid-19 pertenecía a «minorías»

El fenómeno exhibe vientos máximos sostenidos de hasta 165 Km/h.

Según el CNH «es posible» que Sally provoque «inundaciones históricas” y hasta hasta 50 centímetros de lluvias, en algunas zonas.

Para la noche del martes, antes que la tormenta tocara tierra, 75.000 viviendas, en Alabama y Florida, ya se encontraban sin servicio de energía eléctrica.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos, pronosticó, este martes, la llegada del huracán Sally a la costa estadounidense del Golfo de México.

El fenómeno meteorológico, que se mantiene como un vórtice de categoría 1, exhibe vientos máximos sostenidos de 140 Km/h y avanza a un ritmo de unos 3 Km/h.

Lea también: #EEUU | Estados Unidos congeló 700 millones de dólares vinculados a Alex Saab en Liechtenstein

Según el CNH, el ciclón podría provocar precipitaciones de más de 60 centímetros en distintas áreas de Misisipi, Alabama y Florida.

Por ese motivo, Sandy Stimpson, alcalde de Mobile, en Alabama, advirtió a los residentes de la ciudad que se espera una “tremenda cantidad de inundaciones”.

Entretanto, las autoridades de Misisipi y Luisiana ordenaron la evacuación de las zonas bajas, mientras que el presidente Donald Trump emitió una declaración de emergencia por desastre en ambos estados.

La Guardia Costera restringió los viajes en la parte baja del río Misisipi, desde Nueva Orleans hasta el Golfo.

La tormenta tropical Sally podría convertirse en un huracán de categoría 2, cuando llegue, este martes, a las costa de Nueva Orleans, en Estados Unidos.

Las estimaciones realizadas por el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) avizoran marejadas ciclónicas de hasta 3 metros de altura.

Le puede interesar: Corte de EEUU elimina el programa TPS para los inmigrantes

También se esperan precipitaciones extremas, que podrían dejar más de 30 centímetros de lluvia, en algunos lugares entre el sureste de Luisiana y la franja occidental de Florida.

Las autoridades de Morgan City, Luisiana; el este de Ocean Springs, en Mississippi y la propia Nueva Orleans han emitido advertencias de huracán para que la población tome las previsiones de rigor.