A través de un comunicado difundido por la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Caracas se pronunció en contra de la intervención de Banesco, además de la investigación abierta por parte de la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban) a todas las instituciones financieras del país.

Asimismo, rechazaron la detención de los 11 directivos de Banesco, quienes fueron privados de libertad y confinados al reten de La Planta y el Instituto Nacional de Orientación Femenina.

Acontinuación el comunicado en su integridad.

La Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Caracas, expresa su preocupación por los métodos utilizados en las investigaciones que según declaraciones oficiales, ha abierto la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban) a todas las instituciones financieras del país. La Constitución de la República y las leyes especiales que rigen y regulan a este sector determinan los procedimientos y las sanciones correspondientes en caso de que se presuma una falta por parte de esas instituciones.
No es el caso de Banesco y el BOD, en el que el uso de la fuerza policial no se corresponde con la respuesta y la disposición de esas instituciones ante los requerimientos de las autoridades.
Repudiamos, en forma especial, la adopción de sorpresivas medidas privativas de libertad a 11 ejecutivos de Banesco, quienes con una actitud responsable y en forma voluntaria se presentaron ante las autoridades, ya que lejos de crear un ambiente favorable a la adopción de medidas de política fiscal y monetaria que estabilicen los valores de convertibilidad de la divisa, aumentan el desasosiego que viven los venezolanos trabajadores y agrega opacidad a la crisis actual.

Los casos de Banesco y BOD generan incompresibles e injustificadas situaciones de incertidumbre e inseguridad jurídica, que afectan no solo a las instituciones financieras indicadas, sino a altos porcentajes de empresas “bancarizadas” (industriales, comerciantes y prestadores de servicio), y a millones de clientes naturales que hacen que día a día se incremente más la actividad financiera eficiente y productiva.

Se requiere transparencia en los procesos judiciales, racionalidad en las medidas económicas y soluciones adecuadas a los problemas estructurales para que el país pueda iniciar la superación de esta crisis.
La escasez de efectivo, la hiperinflación, la implantación de una reconversión monetaria apresurada, la falta de productos básicos, la fuga de talentos y la crisis de los servicios públicos no se resuelven con medidas que aumentan la inseguridad personal y jurídica que sufre la población.
Necesitamos instituciones bancarias que reciban el apoyo promotor y certero de sus entes reguladores para imprimir agilidad al intercambio de bienes y servicios destinados al consumo intermedio o final, para promover la utilización de nuevas plataformas tecnológicas destinadas a incentivar y orientar la utilización de los medios de pagos por vía electrónica y para superar las vicisitudes de articular y poner en circulación el nuevo cono monetario.

Exhortamos a la racionalidad y al reconocimiento de la actividad privada como motor de la economía nacional.

Caracas, 8 de mayo de 2018

A través de un comunicado, la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (FEDECÁMARAS), manifestó su rechazo ante la intervención por 90 días por parte del Gobierno Nacional a una de las instituciones bancarias más sólidas del país.

«Las últimas acciones emprendidas contra el principal banco privado de Venezuela (BANESCO), que incluye no solo su intervención; sino también la detención de 11 de sus ejecutivos, generan incertidumbre y angustias en la población y en el sistema económico productivo en general, justo en momentos en que el país requiere mayor estabilidad y confianza en sus instituciones», destaca el comunicado.

Asimismo, declararon que Venezuela necesita un sistema financiero sano, robusto, que genere confianza y contribuya al progreso del país y un Estado que promueva este desarrollo.

En ese sentido, instaron a los Poderes Públicos y sus funcionarios a velar por el fiel cumplimiento del ordenamiento jurídico «y dejen a un lado acciones desproporcionadas, amenazas o actuaciones que solo generan angustia y zozobra en una población, ya bastante golpeada por la actual crisis económica».

A continuación el comunicado en su integridad.

La Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (FEDECÁMARAS), manifiesta su rechazo a la intervención por 90 días por parte del Gobierno Nacional a una de las instituciones bancarias más sólidas del país.

Las últimas acciones emprendidas contra el principal banco privado de Venezuela (BANESCO), que incluye no solo su intervención; sino también la detención de  11 de sus ejecutivos, generan incertidumbre y angustias en la población y en el sistema económico productivo en general, justo en momentos en que el país  requiere mayor estabilidad y confianza en sus instituciones.
Venezuela necesita un sistema financiero sano, robusto, que genere confianza y contribuya al progreso del país y un Estado que promueva este desarrollo. Para esto es necesario que los Poderes Públicos y sus funcionarios, velen por el fiel cumplimiento del ordenamiento jurídico y dejen a un lado acciones desproporcionadas, amenazas o actuaciones que solo generan angustia y zozobra en una población, ya bastante golpeada por la actual crisis económica.
Esperamos que las medidas emprendidas contra uno de los más sólidos bancos del sistema financiero nacional, sean revertidas lo más pronto posible y la banca pueda continuar con sus operaciones con total y absoluta normalidad.
Respetamos las investigaciones que los organismos reguladores consideren oportuno realizar, solo exigimos se mantengan apegados al marco legal establecido.
Nuestros problemas están originados por un modelo político que ha generado graves distorsiones económicas y que ha afectado a todo el aparato productivo nacional y la banca no escapa a ello.
La escasez de efectivo, el dólar paralelo, la hiperinflación, son consecuencias exclusivas de un modelo económico, no de las acciones de la banca ni de ningún sector privado productivo.
Desde FEDECÁMARAS exhortamos al trabajo conjunto; sector privado, sector público, en beneficio de la recuperación de la economía de nuestro país. Esto solo lo lograremos cuando tengamos un modelo que promueva la producción nacional, la libre iniciativa y la propiedad privada.

 

El ex presidente de la Asamblea Nacional, diputado Julio Borges, condenó la medida de intervención de Banesco Banco Universal por 90 días, anunciada la noche de este jueves, por el gobierno Nacional a través de un comunicado, acción que catalogó como otra “arbitrariedad de Maduro que se empeña en seguir destruyendo a Venezuela”.

“Esta medida política es un proceso arbitrario, Maduro sigue insistiendo en que la vía es la fuerza y el hambre. No le importa el pueblo venezolano que tiene necesidad. Este gobierno le está robando los ahorros al pueblo, no se trata de una intervención. La gente no podrá pagar nada, el sistema de pago colapsará”, afirmó el parlamentario.

Borges señaló que está a favor de la construcción del país y una economía fuerte, al tiempo que también rechazó las detenciones de 11 directivos de Banesco, debido a supuestas irregularidades. “Lo que sucedió viola totalmente los derechos humanos de quienes han sido detenidos y pone en riesgo al sector bancario, en plena crisis económica, la peor de nuestra historia”.

Advirtió que en los próximos días se verá aún más colapsada la economía en el país, dificultando a los venezolanos realizar pagos por transferencia como en efectivo, ya que Banesco es uno de los bancos que más efectivo entrega diariamente.

Por último, el diputado expresó su solidaridad con los trabajadores y clientes de la institución financiera. “Cientos de venezolanos hoy se ven afectados por la irracionalidad del gobierno de Maduro que solo busca enemigos invisibles y culpables donde no los hay, negándose a reconocer que su modelo fracasó”.

Fuente: Nota de Prensa

A través de la red social twitter denunciaron que funcionarios de la Dirección de Contrainteligencia Militar (DGCIM), llegaron armados y encapuchados a la torre del Banco Occidental de Descuento (B.O.D), en la Castellana, en Caracas.

Según información de El Nacional, los funcionarios estarían en la entrada de la torre impidiendo la entrada y salida de los trabajadores.

Después del cierre de las instalaciones por parte de los funcionarios, llegaron carros con identificación oficial del organismo policial.

Esta entidad bancaria sería la segunda en la vista del Estado, luego del anuncio de la intervención de Banesco, anunciada la noche del pasado jueves.

Por espacio de dos horas se detuvo la actividad en la torre, donde además de lo administrativo, se realizan actividades culturales diariamente, atrasando así el montaje técnico de los espectáculos.