Una representante de la Human Rights Watch (HRW), Tamara Taraciuk, denunció el pasado sábado que al menos 93 venezolanos fueron deportados de Trinidad y tobado el viernes.

De estas 93 personas, 19 eran solicitantes de asilo. Los venezolanos serán enviados a Tucupita, en el estado Delta Amacuro.

Taraciuk, quien es subdirectora interina de la organización, aseguró que esta medida es xenófoba y abusiva por parte del gobierno de la isla. “Fuentes confiables denuncian que unos 93 venezolanos han sido deportados de Trinidad & Tobago hoy, incluyendo 19 solicitantes de asilo. Esto viola el derecho a pedir asilo y el principio de no devolución y ocurre en contexto de abuso y xenofobia contra venezolanos allí», dijo.

A su vez, aseguró que espera que los abogados que manejan los casos puedan frenar esta decisión de manera legal y humanitaria. Esto «va en contra de los estándares internacionales al no permitir su acceso a procesos de asilo justos”, dijo.

Para HRW, los migrantes venezolanos se encuentran en una situación vulnerable por las condiciones de hacinamiento, insalubridad y pobreza.

“La HRW sigue la situación de cerca e instamos a las autoridades a proteger los derechos fundamentales de los venezolanos”, señaló.