#EspecialVPItv | ¿Hambre o vandalismo? Crisis venezolana se refleja en caballos sacrificados para ser comidos

¿Hambre o vandalismo Crisis venezolana se refleja en caballos sacrificados para ser comidos | Foto: VPItv

El pasado domingo 7 de junio, el caballo de carreras Ocean Bay y una yegua desaparecieron de su establo en el Haras La Alegría, en el estado Aragua, y no fueron vistos nuevamente sino hasta el día lunes, cuando los restos de ambos fueron encontrados descuartizados. La noticia impactó al mundo del hipismo venezolano y la opinión pública en general, pues se denunció que los animales fueron sacrificados para ser comidos.

Lea también: #EspecialVPItv | El dopaje cerebral y sus grandes consecuencias

Bay fue un reconocido competidor en el mundo de las carreras, en el que logró una Doble Corona en el año 2016, así como ocho triunfos en 15 competencias.

Aunque pasó sus últimos días como semental en Aragua, su muerte levantó alertas sobre la situación de vulnerabilidad de estos animales, pues no es la primera vez que se conoce de casos similares en los que el hambre lleva al hombre a realizar actos como este.

No obstante, entre quienes forman parte del mundo hípico nacional, no se descarta que el hecho se haya tratado de una forma de extorsión contra los dueños del criadero.

¿Hambre o vandalismo?

Restos del caballo Ocean Bay fueron encontrados tras haber sido secuestrado. Foto: Archivo

La magnitud del asesinato motivó a los encargados del Haras La Alegría a consignar una denuncia formal ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), que estableció averiguaciones preliminares.

El primer avance de los efectivos de seguridad apunta a la posibilidad de que un grupo comando, de al menos 12 delincuentes, hayan secuestrado a los caballos para pedir a los dueños del lugar un rescate en dólares, según señaló el diario local El Siglo.

El periodista especializado en la fuente, José Armao, quien funge como director de la revista Gaceta Hípica, no descarta esa opción pues afirmó que lo ocurrido esta semana solo es “la punta del iceberg”.

De acuerdo a Armao, “desde hace algún tiempo” se vienen dando casos similares en haras de todo el país, por lo que pidió “atacar, castigar y erradicar” a los responsables de un método de presión “criminal”.

Recomendado: #TrabajoEspecialVPItv | De rodillas contra el racismo: El deporte saluda al poder afroamericano

El medio antes nombrado menciona que en la zona donde se ubica el establo de donde fue sacado Ocean Bay, opera una “peligrosa organización” que en el pasado ha cobrado dinero a productores del campo, ganaderos y comerciantes para que sus negocios se mantengan sin problemas.

Ese grupo delictivo sería el señalado por el Cicpc como posible responsable de lo sucedido durante la noche del domingo, aunque por el momento todavía no se ha confirmado la hipótesis.

No obstante, en Venezuela resulta imposible ignorar el escenario en el que el hambre haya podido llevar a un ciudadano de pocos recursos a provocar la muerte de un animal para poder alimentarse.

Maritza Landaeta, coordinadora de la Fundación Bengoa y especialista en nutrición, advirtió en entrevista para VPItv que hechos como este se han dado en el pasado reciente en el país producto de las dificultades que sufren muchos ciudadanos para comer.

La doctora indicó que la inseguridad alimentaria ha crecido en el territorio nacional y en muchas comunidades rurales los habitantes son capaces de consumir “todo lo que vuela o se mueva”, especialmente en zonas alejadas de los centros urbanos donde no llega con frecuencia el programa estatal Clap.

Mientras que en localidades del interior ya ha prosperado el consumo de diferentes especies animales, en Caracas se ven decenas de personas a diario buscando alimentos entre la basura. Para Landaeta, esto se debe al “hambre crónica” que afecta a Venezuela, que ha empeorado por la crisis del covid-19.

“La pandemia ha agravado la situación por la restricción de capacidad de consumo de la gente, que no tiene ingresos, sumado a la hiperinflación”, explicó.

Las consecuencias del consumo de carne no procesada

Foto: Archivo EFE – 2016

La experta en nutrición señaló que, desde el punto de vista alimenticio, “no hay ningún problema” con comer carne de caballo, siempre que la misma sea procesada bajo las normas de bioseguridad que deben seguir las compañías de este rubro.

Landaeta recordó que en Europa es común el consumo de carne de este animal, pero advirtió que es imposible que estas normas sean respetadas si se trata de un descuartizamiento por parte de un individuo.

“La carne del caballo es parecida a la de res, tal vez menos grasosa”, puntualizó la doctora, al mismo tiempo que recordó que la misma debe ser congelada antes de ser ingerida con el fin de evitar que se reproduzcan bacterias.

En ese sentido, Landaeta alertó que la carne de un caballo sacrificado y consumido horas más tarde es “un cultivo de bacterias que pueden producir infecciones”.

Desde el punto de vista de la coordinadora de la Fundación Bengoa, es sumamente grave que haya venezolanos exponiéndose a enfermedades por consumo de alimentos no autorizados, porque ello los hace más vulnerables a contraer el virus del covid-19.

Frente a la propagación del nuevo coronavirus en el mundo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó una serie de pautas para el cuidado del organismo humano, para hacerlo más resistente ante una posibilidad de infección por SARS-CoV-2.

Entre dichos apuntes, la OMS pidió a los ciudadanos cuidar su alimentación y preservar el sistema inmunológico.

En consecuencia, Maritza Landaeta dijo que “es muy serio que la gente esté consumiendo esa carne sin ninguna medida de higiene” porque atentan directamente contra su intestino.

¿Y el Estado?

Foto: Andrea Hernández / Productos importados de una caja CLAP el 18 de enero de 2017

Parte de la preocupación de la experta en nutrición es que no parece haber en el horizonte una solución para este tema.

De acuerdo a la doctora Landaeta, el programa estatal Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) no es lo suficientemente efectivo como para contrarrestar el hambre que sufren los venezolanos.

El motivo de ello es que no siempre llegan a los más necesitados, o los productos que contienen no cumplen con los requisitos mínimos para sostener el correcto desarrollo del cuerpo humano.

De igual forma, los bonos ofrecidos por la administración de Maduro a través del carnet de la Patria, siempre menores a los 5$, terminan siendo “una suma mísera” frente a los niveles de hiperinflación.

“El subsidio para quienes lo necesitan es muy poco”, comentó, al mismo tiempo que aseveró que la desnutrición grave se ha desplazado hacia niños menores de seis meses.

Lea también: #EspecialVPItv | ¿Cuarentena en Venezuela? Realidad a medias

Los adultos mayores o los niños son las poblaciones principalmente golpeadas por la crisis. En el caso de los infantes escolares, producto de la cuarentena no han podido asistir a los colegios, en donde muchos tenían las comidas aseguradas.

Por otra parte, volviendo a la hipótesis que maneja la posible extorsión contra los dueños de los establos en donde viven los caballos en Venezuela, la proliferación de este tipos de mecanismos delictivos no ha tenido una respuesta asertiva por parte de los cuerpos de seguridad.

Desde el año 2016, al menos otros cuatro caballos han sufrido crímenes similares solo en la región central del país, según contabilizó El Diario.

Uno de ellos fue la propia madre de Ocean Bay, que en vida fue llamada Stellar Babe, desaparecida bajo las mismas circunstancias.

Es por esto que el mundo del hipismo nacional ha emprendido esta semana una campaña en rechazo a “la matanza de animales”, apoyada por entrenadores, periodistas y atletas.

Ramón García Mosquer, entrenador de caballos que preparó a Ocean Bay durante su carrera, contó que apenas días más tarde de lo sucedido, también falleció un ejemplar de nombre Río Negro, que durante su carrera supo ser de los más destacados en las pistas.

La muerte del campeón Río Negro fue por una enfermedad que evolucionó rápidamente, pero no descartan que se haya tratado de un envenenamiento mientras estaba en el haras Vista Hermosa.

Frente a una semana negra, el pedido del sector hípico ha sido a que no haya impunidad en estos casos y se encuentre una solución para este flagelo. Sea por hambre o por vandalismo, el deseo que se manifiesta es para que las investigaciones de las autoridades determinen todos los detalles de los hechos y se ponga fin al asesinato de los animales.

#EspecialVPItv | Don
PERFIL | ¿Quién es
Rate This Article:
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.