#EspecialVPItv | Comunidades rurales de Venezuela desasistidas ante brote de leishmaniasis

Leishmaniasis en Venezuela

Venezuela no es la excepción en presentar casos de leishmaniasis. La situación económica y social del país es uno de los grandes factores que han ocasionado desde el pasado mes de abril la aparición de la afección en la localidad de Turgua, municipio El Hatillo,Caracas.

«Tengo a varias personas en la comunidad que no se han podido hacer los exámenes porque no hay dinero. Queremos que el gobernador se aboque, esto no es una cuestión de política, es una cuestión de que necesitamos urgentemente auxilio», dijo a VPItv Penélope León, habitante de Turgua.

De igual forma, detalló que requiere de gasas y del personal médico para curar a los infectados. «Mucha gente tiene leishmaniasis, el tema que tenemos es la falta de los médicos», comentó León.

Lea también: #Social | Comunidad de Turgua (El Hatillo) está expuesta al brote de leishmaniasis (+Tuit)

 

Por su parte, uno de los padres de un joven afectado indicó que no cuentan con el transporte para trasladarse a la ciudad y aseguró que ha invertido más de 30 millones de bolívares para la primera fase del tratamiento que debe cumplir su primogénito.

En la comunidad de Turgua más de 20 personas poseen la enfermedad desde abril.

El tipo de leishmaniasis que más se ha registrado en la nación sudamericana es la cutánea y mucocutánea, en zonas endémicas del país como: los valles del sistema montañoso de la Costa, Yaracuy, algunas regiones de los llanos y de los Andes, el sur del Orinoco, la zona montañosa y boscosa de Táchira, Mérida, Trujillo, Lara, Miranda y Sucre, según la Academia Biomédica Digital.

Según el sitio web, en Venezuela se observó un aumento en los casos de la enfermedad entre los años 1970 y 2004, en este último años fueron atendidos 2.489 pacientes, donde los hombres se vieron más afectados que las mujeres.

En 1968 el doctor Jacinto Convit llevó a cabo una investigación sobre la leishmaniasis cutánea. Sus hallazgos en el estudio de este tipo de enfermedad permitió que el médico evaluará el comportamiento de la vacuna contra la lepra para atacar la afección, utilizando una mezcla de promastigotes de cultivos de Leishmania muertos más BCG viable.

Entre 1990 y 1999 la vacuna resultó un éxito al ser aplicada en pacientes con LC en Venezuela. La inyección no poseía reacciones secundarias y su costo era accesible.

La leishmaniasis también representa un grave problema de salud en la sociedad por su alto grado de mortalidad. La Organización Mundial para la Salud (OMS) estima que cada año se producen entre 700.000 y un millón de nuevos casos en el mundo.

¿Qué es la leishmaniasis?

Una crema cutánea, el tratamiento menos tóxico contra la leishmaniasis

La Leishmaniasis es una patología infecciosa causada por el protozoo parásito del género Leishmania, que se transmite por la picadura de flebótomos infectados.

Los flebótomos pertenecen a la subfamilia de Psychodidae. Además, son insectos de tamaño pequeño, de aproximadamente tres milímetros de longitud corporal.

Este tipo de enfermedad genera el deterioro masivo en la piel mediante salida de llagas y se origina en las selvas tropicales de América, África y Asia.

Transmisión

La leishmaniasis se transmite a través de la picadura de flebótomos hembras infectados, que necesitan ingerir sangre para poder ayudar en el proceso de la puesta de huevos. Existen más de 90 especies de este tipo de mosquito, transmisores de la enfermedad, según reseña la OMS en su página web.

A continuación te presentamos los tres grupos en que se divide la afección parasitaria:

Leishmaniasis visceral (conocida como kala azar): se desarrolla a través de la invasión de los órganos internos del parásito. Más de un 95% de los casos son mortales, si no es tratada.

La persona que la padece puede presentar fiebre, pérdida de peso y anemia. Cada año se registran entre 50.000 y 90.000 nuevos casos en el África oriental y el subcontinente indio.

Leishmaniasis cutánea (LC): es la más común y se presenta a través de lesiones cutáneas, que dejan marcas en la piel. Un 95% de los pacientes afectados se reportan en las Américas.

Entre 600.000 y un millón de nuevos casos se registran en el mundo, según información del organismo internacional.

Leishmaniasis mucocutánea: produce el deterioramiento incompleto o completo de la membranas mucosas de la nariz, la boca y la garganta. La mayoría de los casos se registran en Brasil, Perú y Bolívia.

Las condiciones socioeconómicas, la pobreza, los pozos de agua que se generan por el poco saneamiento de los alcantarillados, la malnutrición, los cambios climáticos, son algunos de los principales factores de riesgos que ayudan a producir las crías de los flebótomos.

Diagnóstico y tratamiento

Leishmaniasis cutánea — Mejor con Salud

Para conocer qué tan avanzada o no está la leishmaniasis en una persona que presente síntomas, deberá realizarse pruebas parasitológicas y serológicas (exámenes de diagnóstico rápido). Esta aplica para la leishmaniasis visceral. La serológicas poseen un valor limitado para la cutánea y mucocutánea.

El tratamiento para este patología parasitaria depende del grado de la enfermedad, el tipo de parásito y la ubicación geográfica, porque no en todos los países de lleva a cabo el mismo trato de la afección.

«La leishmaniasis es una enfermedad que se puede tratar y curar, pero para ello es necesario un sistema inmunitario competente, dado que los medicamentos, por sí solos, no son capaces de eliminar el parásito del organismo. De ahí el riesgo de recidiva en caso de inmunodepresión. Todos los pacientes a quienes se haya diagnosticado leishmaniasis visceral requieren la administración inmediata de un tratamiento completo», reseñó la OMS.

De igual forma, debe existir un diagnóstico temprano y una buena gestión de los casos previene la enfermedad.

 

Reinvenciones econó
Electrodomésticos,
Rate This Article:
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.