La pandemia se suma a la crisis y dispara la cifra de suicidios en Venezuela

La pandemia se suma a la crisis y dispara la cifra de suicidios en Venezuela
Suicidios

Alrededor de 139 personas se han suicidado en Venezuela en los primeros siete meses del año 2020, según registros del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), que evidenció un aumento notable de los casos luego de la llegada de la pandemia del covid-19 al país.

Lea también: #EspecialVPItv | Venezuela: el país de la inseguridad alimentaria

El arribo del coronavirus a una nación ya en crisis ha representado un duro golpe a los ciudadanos que padecen de ansiedad y trastornos depresivos, acentuados por la compleja situación social, económica y política que vive la población desde el año 2014.

De acuerdo a expertos en la materia, la tasa de muertes autoinfligidas ha guardado relación directa con la profundidad de la crisis venezolana en años recientes. En este caso, la presencia del covid-19 no ha sido la excepción al patrón.

Números se duplican

Muertes por suicidios en Venezuela se duplicaron tras llegada del covid-19

Muertes por suicidios en Venezuela se duplicaron tras llegada del covid-19. Foto: VPItv

En el informe presentado por el OVV a finales del mes de junio, la organización ubicó en 94 los suicidios registrados en todo el país en el primer semestre del año. Sin embargo, destacaron el salto en la cifra entre el primer y segundo trimestre.

Entre enero y marzo, 27 personas murieron por esta vía. Por su parte, tras los primeros casos de coronavirus y el inicio del confinamiento, este número saltó a los 67 decesos entre abril y junio.

Para Gustavo Páez, coordinador del observatorio en el estado Mérida, esto se debe a una combinación de factores que terminan siendo un detonante para aquellos que sufren problemas relacionados a la depresión.

La preexistente crisis en el país, el temor al virus que ha cobrado la vida de más de 600.000 personas en el mundo y la medida de cuarentena, que obliga a la mayor parte de los ciudadanos a estar en casa, resultan una suma que puede llevar a tomar una decisión drástica.

«Esa combinación negativa entre crisis, pandemia, el aislamiento y sus efectos, están generando consecuencias en el pensamiento, emociones negativas, cuadros de depresión y ansiedad«, explicó Páez a VPItv.

El experto en demografía recordó que son muchas las variables que pueden hacer que a una persona «se le venga el mundo encima» en medio de la situación actual. Entre ellas, mencionó los casos en los que adultos mayores se quedan aislados y sin poder salir de sus casas, o aquellos en donde un individuo deja de generar ingresos diarios pues no tiene forma de seguir trabajando.

La imposibilidad de poder sostener una familia, no conseguir alimentos y medicamentos, o la incertidumbre por distintos motivos, hacen mella en el pensamiento de los más vulnerables.

«La crisis humanitaria sigue teniendo peso, no hay duda. Es un factor detonante que ha conducido a los venezolanos a padecer trastornos depresivos y ansiedad. En 2020 la crisis continúa y se ha agravado, aunque muchos se hayan reinventado. En ese contexto, el covid-19 agarró a todos desprevenidos», prosiguió el vocero del OVV.

Trazando un paralelismo, Páez comparó el estado actual del país con el de alguien que está «convaleciente» por un accidente y de pronto le detectan una enfermedad terminal: La estabilidad mental se ve fuertemente afectada.

En ese sentido, el coordinador regional alertó que con nuevas medidas más extremas para mantener la cuarentena a nivel nacional, los números pueden seguir en ascenso.

Los estados con más suicidios

Mérida y la región andina es una zona históricamente afectada por los suicidios

Mérida y la región andina es una zona históricamente afectada por los suicidios. Foto: Cortesía

De acuerdo al informe del Observatorio Venezolano de Violencia, que maneja diferentes métodos para recabar la data, más del 33% de todas estas muertes se dio en la región andina del territorio nacional, siendo el estado Trujillo el más golpeado.

Esta entidad acumuló el 18% de los fallecimientos autoinfligidos, seguida por Lara (17%), Aragua (9%), Mérida (7%), y Zulia (6.5%)

Por su parte, Caracas y Táchira entraron entre las siete primeras localidades con más casos relacionados a esta problemática.

Los Andes han sido históricamente una zona en la que el suicidio ha representado una opción para quienes atraviesan un mal momento. Según estadísticas oficiales que hoy no se emiten, entre el año 2000 y 2014, fue Mérida el estado que más decesos contó por diferentes motivos.

Hoy día, los argumentos que llevaron a estas personas a atentar contra si mismos, fueron en la mayoría de casos la crisis del país, problemas depresivos y conflictos en relaciones sentimentales.

De igual manera, en la distribución por sexo, la tasa de suicidios en hombres fue aproximadamente cuatro veces superior a la de las mujeres. ¿Por qué? Como sucede en todo el mundo, los métodos que suelen usar los masculinos son más letales.

Según diversos estudios, las vías más empleadas por hombres son el ahorcamiento y el uso de las armas de fuego; mientras que las mujeres recurren al envenenamiento y actos punzantes en el cuerpo, que pueden llegar a no ser efectivos en poco tiempo y sus vidas pueden ser salvadas.

Jóvenes, un foco preocupante

View this post on Instagram

Alrededor de 139 personas se han suicidado en Venezuela en los primeros siete meses del año 2020, según registros del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), que evidenció un aumento notable de los casos luego de la llegada de la pandemia del covid-19 al país. En su más reciente informe a finales de junio, el OVV ubicó en 27 el número de muertes entre enero y marzo. Sin embargo, tras los primeros casos de coronavirus y el inicio del confinamiento, este número saltó a los 67 decesos entre abril y junio. De dicha cifra, al menos 19 de ellos eran jóvenes menores de edad. Ese es precisamente un foco preocupante. ¿Cuáles son los factores que pueden influir en un niño, niña o adolescente para contemplar el suicidio? La psicóloga de @Cecodap, Jannia Orta (@janniaortab), se encargó de explicarlo para @VPItv. A juicio de la especialista de @prochamos, además de muchas posibles variables, en estas edades hay muchos cambios emocionales, hormonales y físicos, por lo que cada problema recobra una gran magnitud y la ayuda familiar o profesional se vuelve necesaria. Lee a través de nuestra web este especial titulado: "La pandemia se suma a la crisis y dispara la cifra de suicidios en Venezuela". Texto: @alexaandern #2Ago #Suicidios #Venezuela #Cecodap #VPItv

A post shared by VPItv (@vpitv) on

La ONG Centros Comunitarios de Aprendizaje (Cecodap) alertó que en 2020 al menos 19 niños, niñas y adolescentes han recurrido a la autolesión para acabar con sus vidas. Esta población es una de las más preocupantes, pues tienen una edad en la que aumenta la vulnerabilidad.

Así lo explicó a este medio la psicóloga de la organización, Jannia Orta, quien mencionó que la niñez y sobretodo la adolescencia son etapas en las que no hay suficientes herramientas para poder sobrellevar las dificultades que se presentan a diario.

Esta apreciación tiene un carácter general, pero se hace más notable cuando se vive una crisis humanitaria compleja y un confinamiento por la pandemia.

«El adolescente necesitar socializar por la necesidad de su etapa evolutiva, necesitan pertenecer a un grupo social y esto se ha visto afectado porque los amigos se van del país, por las dudas de si van a graduarse del colegio y qué hacer después, no saber si los padres podrán pagar una universidad, etc», puntualizó Orta.

A juicio de la psicóloga clínica, en estas edades hay muchos cambios emocionales, hormonales y físicos, por lo que cada problema recobra una gran magnitud.

Esto tiene repercusión porque en muchos casos los más jóvenes prefieren no comunicar sus inquietudes e incertidumbres, lo que obliga a los padres a estar atentos a modificaciones en los patrones de comportamiento.

Recomendado: #EspecialVPItv | ¿Qué es la OFAC y cómo funcionan las sanciones en contra de Venezuela?

«Ahorita no hay persona a la que no le afecte de alguna manera lo que estamos viviendo en medio de la crisis humanitaria compleja«, advirtió Orta, quien llamó a dedicar el tiempo debido a ayudar a quien pueda atravesar un momento adverso.

Y es que buscar ayuda profesional en Venezuela resulta también un obstáculo. El sistema de salud pública ya presenta un colapso, que se agudiza aún más cuando se habla de salud mental.

La psicóloga de Cecodap criticó que el Estado venezolano ha dejado a su suerte a un sinnúmero de pacientes que hoy no tienen forma de internarse en un centro público.

«En Caracas hay clínicas privadas, pero fácilmente internarse por 15 días te puede salir cerca de 3.000 dólares. ¿Cómo puede hacer una familia venezolana para tratarlo?», reflexionó la especialista.

Orta coincide con Gustavo Páez en que la crisis en el país se solapa con la pandemia y ese cóctel resulta en un estado desfavorable para quienes requieren ayuda psicológica.

¿Conoces a alguien con tendencias depresivas y quieres ayudarlo?

Recomendaciones de Jannia Orta, psicóloga infantil de Cecodap:

  • Conversar: en familia, entre amigos o personas cercanas, ventilar los problemas que te acompañan puede ayudar
  • Tender la mano: si conoces a alguien con patrones depresivos, ofrecer tu apoyo es valioso
  • Escuchar sin juzgar: el simple hecho de ser un hombro en el que la persona pueda apoyarse, resulta útil
  • Instar a buscar ayuda profesional: no hay nadie que no se haya visto afectado por lo que ocurre en la nación en los últimos años; por ello es necesario acudir a expertos

La ONG Cecodap está trabajando en la actualidad en el servicio de orientación psicológica dentro y fuera de Venezuela. En ocasiones, asumen casos relacionados a niños, niñas y adolescentes, pero en cualquier circunstancia ofrecen ayuda al respecto y refieren a los pacientes a los centros más cercanos, buscando ofrecer una salida que evite un final trágico.

#EspecialVPItv | Ven
#EspecialVPItv | Est
Rate This Article:
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.