#EspecialVPItv | ¿Qué es la «triple conjunción» y por qué explica todo lo que sucede en el 2020?

Pandemia por covid-19, protestas sindicales y políticas, temporada electoral, recesión económica, movimientos sociales, entre otros acontecimientos. El 2020 ha sido un año con mucha intensidad desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró como emergencia sanitaria internacional las infecciones masivas por el nuevo coronavirus. Muchas cosas no han vuelto a ser igual y, aunque muchos tienen la esperanza que volverán a su rutina, la astrología tiene su opinión al respecto. Desde diciembre del 2019, los planetas han tenido muchos movimientos, sobre todo algunos de los más lejanos al Sol están moviéndose muy de cerca desde este 17 de septiembre, algo que los expertos lo llaman la «Triple Conjunción de Júpiter, Saturno y Plutón». Pero, ¿Qué significa esto y qué tiene que ver con lo sucedido en esta época?

En astrología, una conjunción es la unión de dos o más planetas en el mismo grado matemático del Zodíaco, o al menos muy cerca uno de otro, que juntos tienen mucho poder de manera personal como colectiva, aunque también dependerá del signo zodiacal donde se encuentren. En este caso llamado Triple Conjunción, los planetas Júpiter, Saturno y Plutón están transitando por el signo de Capricornio, el cual representa las estructuras, las normas, los sistemas políticos, los sistemas económicos, las organizaciones y la ley, entre otras cosas. Mientras que Júpiter significa excesos y expansión, Plutón habla de muerte o cierres, transformación y renacimiento. Por otro lado, Saturno, como es el planeta que rige a Capricornio, comparte sus energía de estructura orden y leyes.

Lee también: #EspecialVPItv | ¿Qué significa la responsabilidad de proteger a los venezolanos que pidió Guaidó a la comunidad internacional?

Para la astróloga Brenda Tovar, quien tiene más de 10 años de experiencia en el estudio en esta ciencia, el que estos «tres titanes» estén tan cerca explica parte de lo que está sucediendo, «porque todo lo actual, de alguna manera, tendrá una transformación: derrumbe de estructuras, crisis política, crisis económica, crisis social y, por supuesto, mucha tensión», ya que al ser humano «no le gustan los cambios, pero la humanidad lo deberá enfrentar». Las uniones de Saturno y Plutón, están relacionadas a dificultades importantes de la humanidad, que son transformadoras y harán que colectivamente se necesite madurez y conciencia para afrontarlo y adaptarse a los cambios. Además, hay que explicar que esta conjunción se da cada 33 a 36 años, pero más adelante se explicará cuáles son los antecedentes que coincidieron con este fenómeno.

En este sentido, contó que este proceso comenzó en el 2008, cuando Plutón entró a Capricornio y Saturno lo hizo al final del 2017. Por el lado de Júpiter, este entró al signo de tierra en diciembre del 2019, cuando ya Plutón y Saturno andaban muy cerca uno del otro.

Planeta Tierra. Foto cortesía

Cada uno de estos planetas tienen su tiempo estimado para moverse de un signo a otro, pero a partir de la última fecha mencionada es que se encontraron para crear las condiciones de lo que hoy en día estamos viviendo. A esto también le sumamos todos los eventos que ocurrieron justo en enero del 2020: el Sol, Mercurio, Plutón, Saturno, Júpiter y el Nodo Sur en Capricornio, incluyendo la temporada de eclipses. Un encuentro masivo de planetas moviendo toda esas energías capricornianas.

Lee también: PERFIL | ¿Quién es Bernabé Gutiérrez, el «nuevo» líder de Acción Democrática?

Con respecto al Nodo Norte, que es la misión de vida individual y colectiva, estuvo hasta mediados del 2020 en el signo de Cáncer. Esto habla sobre la necesidad de estar en casa, en familia, de la seguridad, del país, del hogar, mientras que el Nodo Sur, que estaba en Capricornio, representa todo aquello que debemos eliminar o soltar como las edificaciones económicas, de trabajo y de aspecto social. «Teníamos que deshacernos de muchas cosas y vino esta conjunción a hacer su trabajo desde el 2019 hasta mediados del 2020. El Nodo Norte nos mandó casi literalmente a estar en casa, a vincularnos con nuestras familias, a cuidar lo que amamos, mientras que el Nodo Sur nos hablaba que las costumbres, el status quo, la superproductividad, las jerarquías, las figuras de poder y las estructuras, iban a caer. Actualmente, ya tenemos el Nodo Norte en Géminis y el Nodo Sur en Sagitario. Ahora aprenderemos a comunicarnos de manera diferentes, donde las redes sociales juegan un papel importante, soltando esa profundidad sagitariana y planteándose estudios más prácticos. Podremos ver fines de liderazgos internacionales e incluso de la Iglesia. Así, pues, los planetas nos preparan para esta nueva etapa», indicó la astróloga oriunda de Caracas.

Si bien ha sido un año con mucho movimiento de estos «titanes», los meses anteriores estuvieron retrógrados. «Un planeta retrógrado no es que camine hacia atrás, sino que visto desde la tierra pareciese que retrocede en el zodiaco en lugar de ir hacia adelante. Es un tema de perspectiva, de óptica por cambios en velocidad de los planetas. Cuando un planeta está retrógrado, repliega un poco la energía que rige y la puede hacer algo errante».

Por eso, cuando se habla de Saturno retrógrado, se dice que se quiere mantener en su estructura, «que no quiere cambiar lo que sabe o conoce». Por otro lado, Júpiter, que es de excesos, quiere cambiar estas edificaciones ya establecidas, pero en Capricornio no logra la expansión deseada porque hay límites que respetar, mientras que Plutón busca destruir para transformar, moviendo incluso las masas. «Los tres estuvieron retrógrados (…) pero en septiembre empezaron a despertar. A partir del 17 de este mes, Júpiter, Saturno y Plutón estarán muy cerquita del grado 25 de Capricornio, dándose apoyo unos con otros y saliendo de la retrogradación. Entre octubre y noviembre estarán muy pegaditos, será como el tiro de gracia de la Triple Conjunción. Todo esto será hasta el 21 de diciembre que, en teoría, está Triple Conjunción se deshace».

Lee también: #Perfil | ¿Quién es Aleksándr Lukashenko?

«Pienso que lo que sucede arriba en el cielo está sucediendo abajo en la Tierra. Vibramos con la energía del macrocosmos», reflexiona Tovar. «El evento lo ves en el 2020, pero se extiende hasta el 2053. Es algo que abre una puerta, un ciclo, y que va a tener sus respectivas consecuencias».

Planeta Plutón. Foto cortesía

¿Qué se puede esperar del 17 de septiembre al 21 de diciembre?

Para la astróloga, predecir el futuro es como querer jugar a ser Dios. Sin embargo, el paso de Plutón en Capricornio significa destrucción para transformar estructuras, sistemas económicos, leyes, normas y la también la llamada superproductividad desmedida. «Desde septiembre a diciembre, algo de esto se va a destruir», detalló. «También debemos que recordar que el signo de Capricornio tiene que ver con la política, por lo que vamos a ver mayores crisis económicas y sociales en muchos países que van a depender de sus gobernantes (…) Se están viendo muchas cosas, pero esto coincide con otro ciclo que dura 20 años y que inicia uno nuevo el 21 de diciembre cuando Júpiter y Saturno se unan en el grado 0 de Acuario».

Con respecto al ciclo que habla Tovar, ella explica que Júpiter y Saturno se unen cada 20 años en el mismo elemento (que son tierra, fuego, aire y agua) hasta que cumple su ciclo de 240 años para pasar a otra fase, que en este caso inicia el 21 de diciembre, día del Solsticio de Invierno. Esta se denomina Katún de aire y significa que estos dos planetas se unirán, pero en el signo de Acuario, que pertenecen al elemento aire. «Por primera vez tendremos una oportunidad única. Veremos un cambio que solo ocurre cada 240 años: Saturno y Júpiter pasan de unirse en signos de tierra a estar juntos en signos de aire.», afirmó. «¿Y qué representa Acuario? Tiene que ver con la innovación, con lo abrupto, con la tecnología, con la verdad, con el colectivo y no con la individualidad. Acuario es la base del humanismo, de avances en la ciencia. No es la era de Acuario, pero si es la preparación para llegar ahí».

Lee también: #Perfil | ¿Quién es Svetlana Tijanóvskaya? La líder opositora bielorrusa

Los signos de Tierra están relacionados con lo concreto, lo práctico, lo material, lo productivo. Al cambiar de triplicidad (elementos), hay un nuevo orden mundial. «Hablamos de relaciones sociales, del arte, de la comunicación, de una nueva estructura socioeconómica diferente. «Termina la revolución industrial y comienza la revolución de las ideas”, indicó.

No obstante, a pesar de tener este proceso claro, también hay otros fenómenos que están sucediendo. «Marte estará en Aries hasta enero del 2021. Marte es fuerza, dinamita, explosión, violencia y, cuando desde Aries le hace presión a la Triple Conjunción en Capricornio, tendrá sus consecuencias, movimientos, explosiones e, incluso, pudiese darse procesos bélicos. Asimismo, Urano anda en Tauro. Esto lleva a cambios, renovación e innovación en temas de seguridad. Habla mucho de reinventarnos en la economía, pero sus conversaciones con Saturno y Júpiter en Acuario, en el 2021, serán importantes para la economía mundial”. Y, como podemos ver que la tensión se puede dar en varios momentos del 2021, explicó que puede ser a finales de abril y principios de mayo, que existirán momentos importantes.

Planeta Júpiter. Foto cortesía.

¿Ha ocurrido un evento astrológico igual que este antes?

No. La astrólogo aseguró que esto «no lo habíamos visto antes con exactitud, solo situaciones similares, pero no iguales. Lo que más se le parece es al final de 1200 y comienzos de 1300, que se consiguió el fin de las Cruzadas. Aquí Saturno no estaba en Capricornio, sino en Acuario, pero con el orden de los planetas se podría lograr llamarse una ‘Triple Conjunción’. Asimismo, ocurrió entre 1518-1535 cuando Saturno y Plutón estaban juntos, pero Júpiter no los acompañaba. En esa época, luego del descubrimiento de América, empezó el sometimiento de la misma al yugo español y tuvimos el comercio de esclavos y la revelación de Nicolás Copérnico sobre su modelo heliocéntrico (Sol como centro del sistema y no la Tierra».

Lee también: #Perfil | Ruth Bader Ginsburg: Principal voz de la igualdad de género

«La unión entre Saturno y Plutón se da más seguida. Es el famoso ciclo de 30 a 36 años. En 1981-1982 está unión se dio en Libra, que maneja la economía, las finanzas y la supuesta diplomacia. Ahí lo que tuvimos fueron acuerdos que se dieron en secreto (porque Plutón maneja el secretismo). En 1947 se unieron en Leo y tuvimos la Guerra Fría, mientras que en 1914 se unieron en Cáncer y tuvimos la primera Guerra Mundial».

Con respecto a los nodos, estos pasan 1,5 años en un signo, por lo que tardan 18 años aproximadamente en recorrer el zodiaco y regresar a un signo. Pero, ¿Qué sucedió hace 18 años desde el 2019? «El derrumbe de las Torres Gemelas el 11 de septiembre. Para ese entonces, el Nodo Sur estaba en Capricornio y eso significa que suceden cosas que debemos dejar atrás, porque se vencen ciclos. Y, por ejemplo, mientras el Nodo Norte estuvo en Géminis y el sur en Sagitario entre 2002 y 2003, tuvimos manifestaciones globales contra las guerras y la Iglesia. Son ciclos que se repiten y que marcan tendencias”. Además, insistió en su definición que los Nodos no son planetas, sino resultados de cálculos matemáticos astrológicos.

Planeta Saturno. Foto cortesía

Recomendaciones para sobrellevar la Triple Conjunción

Brenda Tovar sugirió a todas las personas estar conscientes de este fenómeno, conociendo su carta natal, que es la foto exacta del cielo en el momento de nacimiento. «Cada quien tiene su área en Capricornio en su carta natal y la gente debe saber que los cambios y las caídas de estructuras la tienen que hacer desde su propia vida. En esa zona estamos trabajando, conectando con el ser adulto y maduro». Asimismo, «algo nuevo empieza en la zona Acuario de cada carta natal”.

Lee también: #Perfil | ¿Quién es Alexéi Navalny, el líder de la oposición rusa?

Además, aconsejó que estos procesos hay que llevarlos con madurez y dejar ir estructuras que se desmoronan y que ya no funcionan. «Los signos de aire hablan de conocimientos. La era de los signos de tierra y la superproductividad se está acabando. Ahora vale más el conocimiento y la comunicación. Cada 240 años hay cambios de religiones, dinastías o paso de soberanía del mundo de una
nación a otra, esperemos a ver que trae este katún de Acuario». En Acuario, podemos ver que «cobra valor la formación intelectual, la inteligencia superior. Ganará quien tenga inteligencia, no el que tenga los recursos económicos. El capitalismo salvaje puede que acabe, pero la idea ahora es renovarse y reinventarse”. En este sentido, también afirmó que esto tiene que ver con los hobbies y todo aquello que a las personas disfrutan hacer y destacó que la generación millennial será clave en este proceso. «Yo sí creo que habrá cambios y cambios importantes, donde escucharemos más sobre, por ejemplo, la física cuántica, las investigaciones de planos dimensionales, incluso descubrimientos fuera del planeta Tierra. Todo esto muy asociado a la energía acuariana», reflexionó.

Tovar es licenciada en Bioanálisis, egresada de la Universidad Central de Venezuela (UCV) desde hace 17 años, pero empezó a estudiar Astrología hace más de 10 años, en la cual sigue formándose, además de dictar clases y hacer consultas astrológicas.

#EspecialVPItv | May
#EspecialVPItv | ¿Q
Rate This Article:
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.