#EspecialVPItv | Los cuatro beatos de Venezuela

Venezuela

El catolicismo en Venezuela es una religión muy popular en los hogares venezolanos. Más allá de honrar a Jesucristo, santos como el doctor José Gregorio Hernández también forma parte de la creencia de los ciudadanos.

A continuación presentamos los cuatros beatos venezolanos:

1- Madre María de San José

Laura Evangelista, conocida como Madre María de San José, nació el 25 de abril de 1875 en la localidad de Choroní, estado Aragua.

Fue bautizada el 13 de octubre de 1875 en la Iglesia Parroquial de Choroní por el párroco de la localidad, José María Yépez. Sus padrinos fueron Manuel González y Dolores Sofía Bravo Cardozo.

Lea también: #EspecialVPItv| Vaticano aprobó la beatificación de El Venerable, Dr. José Gregorio Hernández

Laura se muda con sus padres (Clemente Alvarado y Margarita Cardozo) a Turmero, estado Aragua. Sin embargo, al poco tiempo se traslada a Maracay para cursar todos sus estudios. Durante su infancia mostró inclinación a lo religioso y a la ayuda de personas. De hecho, acompañaba a su madre a visitar enfermos.

El 8 de diciembre de 1893, el párroco Vicente López Aveledo funda la Sociedad de Hijas de María, donde Laura Evangelista desarrolla su vocación por el catolicismo. En 1900 fue consagrada como hermana hospitalaria agustiniana, donde adopta el nombre de María de San José.

Durante el año 1901, la Madre María, fundó el Instituto Agustiniano Casa Hogar “Doctor Gualdrón”.

La Madre María de San José murió en la ciudad de Maracay, en 1967, a la edad de 91 años.

El 7 de mayo de 1995, el papa Juan Pablo II aprueba su beatificación gracias al milagro que le realizó a la hermana Teresa Silva, quien se encontraba inválida debido a una osteoartritis.

2- Madre Candelaria de San José

Susana Paz Castillo Ramírez, conocida como Madre Candelaria de San José, nació el 11 de agosto de 1863 en la localidad de Altagracia de Orituco, estado Guárico.

Desde su infancia, sus padres Francisco de Paula Paz Castillo y María del Rosario Ramírez le inculcaron la responsabilidad en la fe cristiana. En 1903 funda la congregación Hermanas Carmelitas de Madre Candelaria en Altagracia de Orituco.

El 13 de septiembre de 1906 cambia su nombre a Candelaria de San José por autorización del Obispo diocesano. Durante 35 años dirigió la congregación de las Religiosas de Carmelitas de la Tercera Orden Regular.

Lea también: Día de todos los Santos

En 2008 el papa Benedicto XVI aprobó la beatificación de la Madre Candelaria de San José gracias al milagro que le realizó en 1995 a la señora Rafaela Meza de Bermúdez, a quien le fue diagnosticado un embarazo de alto riesgo.

Bermúdez, habitante de Altagracia de Orituco, pidió a la Madre Candelaria por su recuperación y luego los médicos vieron nacer sin ningún tipo de problema a su hija.

3- Hermana Carmen Rendiles Martínez

Carmen Elena Rendiles Martínez nació el 11 de agosto de 1903 en la ciudad de Caracas, Venezuela. Martínez llegó al mundo sin su brazo izquierdo. Sin embargo, tal dificultad no le impidió acoplarse a la vida normal.

El 24 de septiembre de 1903 fue bautizada en la Basílica de Santa Teresa. En febrero de 1927 ingresó a la Congregación Siervas de Jesús en el Santísimo Sacramento, tras haber sido rechazada en otras instituciones religiosas por su condición física.

El Papa Francisco le otorgó el título de “venerable” a Carmen Rendiles Martínez en julio del 2013. Luego en febrero de 2014, el sumo pontífice aprobó la beatificación de esta religiosa, gracias al milagro que le realizó a la ciudadana Trinette Durán de Branger, quien había recibido una descarga eléctrica en su brazo derecho y perdió la movilidad.

El 18 de julio de 2003, Durán, se recuperó tras pedir a la hermana Carmen Rendiles Martínez por su curación.

4- Doctor José Gregorio Hernández

El reconocido “médico de los pobres” nació el 26 de octubre de 1864 en Trujillo, y murió luego de haber sido arrollado el 29 de junio de 1919 a sus 54 años, en la calle La Pastora, Caracas.

Fue hijo de Benigno Hernández Manzaneda, dueño de una pulpería y botica, y de Josefa Antonia Cisneros, ama de casa, quien falleció cuando él tenía apenas ocho años.

Hernández fue médico, profesor, filántropo y científico, así como católico franciscano terrenal, y reconocido por sus bondadosas acciones con las personas más vulnerables. También es recordado por su generosidad, compasión, servicio a los más humildes y rectitud.

Sus restos mortales fueron trasladados hasta la iglesia luego de haber permanecido durante mucho tiempo en el Cementerio General del Sur, Caracas.

En 1.888 obtuvo su título de médico en una de las universidades más privilegiadas y reconocida de Venezuela, Universidad Central de Venezuela. Además, fue conocedor de los idiomas francés, italiano, alemán y portugués.

La iglesia católica venezolana comenzó en 1949 con el proceso de beatificación y canonización, hecho que estuvo dirigido por el arzobispo de Caracas, monseñor Lucas Guillermo Castillo ante la Santa Sede

El 16 de enero de 1986, el Papa Juan Pablo II nombró “venerable” a Hernández, debido a sus dotes de santidad, favores y milagros concebidos a muchos de quienes son sus fieles creyentes.

Gracias al milagro que le concedió el santo a la niña Yaxuri Solózano, quien recibió un disparo en la cabeza cuando fue asaltada en el 2017, las autoridades pontífices de El Vaticano avanzaron con la investigación.

Ahora que se conoce sobre su beatificación por el consentimiento del Papa Francisco necesitará la exhumación (excavar un cuerpo)

#EspecialVPItv | La
#EspecialVPItv| Auto
Rate This Article:
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.