Esto fue lo que sucedió este 10 de marzo

Pocas cosas ocurrieron en la movilización convocada por el presidente encargado, Juan Guaidó, este 10 de Marzo. El día comenzó con fuerte presencia policial en distintos puntos de la ciudad de Caracas como Plaza Venezuela, la avenida Libertador, Altamira, el Centro Lido, Maripérez y el centro de la ciudad. Asimismo, los agentes de seguridad del régimen de Nicolás Maduro se hicieron notar en otros estados. No obstante, la represión se hizo notar en la zona capitalina.

Simultáneamente a esto, también se llevaron a cabo los ejercicios militares que había anunciado Nicolás Maduro días antes. Uno de ellos fue el túnel La Guaira-Caracas, en que se pueden observar como detonan explosivos en estas zonas.

En la cobertura especial de VPItv, se demostró como, poco a poco, la sociedad civil venezolana se iba concentrando para dar apoyo a Guaidó, en distintas regiones. En Caracas, los parlamentarios a la Asamblea Nacional hicieron acto de presencia como también el padre de Juan Requesens, Juan Guillermo Requesens, quien aseguró con respecto al caso de su hijo que se desconocen las razones de su aislamiento.

«Aparentemente el diputado se encuentra bien y come diariamente lo que le lleva su madre. Aprovecho para pedirle a la juez que cumpla las leyes que hay en la Constitución», exigió.

Y, a medida que los minutos pasaban, los cuerpos de seguridad también se desplegaban y reforzaban sus mecanismos de seguridad, recorriendo las ciudades.

La diputada Delsa Solórzano aseguró que las calles venezolanas piden «unidad» para salir del régimen de Nicolás Maduro y resaltó las recomendaciones de la Alta Comisionada de los Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) sobre los funcionarios de seguridad. No obstante, minutos después, Diosdado Cabello aseguró que la chilena está «vetada moralmente para hablar sobre Venezuela».

A su vez, la legisladora Amelia Belisario aseguró que uno de los motivos de la movilización es para que las madres venezolanas sigan con sus hijos. «Aquí estamos junto los venezolanos, gente que quiere un cambio para nuestro país», añadió. Otro diputado, líder de la Comisión de Finanzas, Alfonso Marquina, rechazó los financiamientos de «proyectos inviables» que ha tenido el régimen de Nicolás Maduro.

El primer vicepresidente de la AN, Juan Pablo Guanipa, indicó que a pesar que llevar investigaciones en el país es díficil, confía en los procesos electorales con auditorías. «Tenemos derecho a la resistencia, al pataleo, que no queremos calarnos a Nicolás Maduro, Venezuela es un país secuestrado por un grupo de delincuentes», dijo.

A pesar que la concentración tuvo lugar en varios puntos de Caracas, estuvo acompañada de cientos de representantes de partidos políticos, organizaciones y sociedad civil, algo menos de los esperado por el equipo encargado. «Esperamos mucha más participación del pueblo”, dijo Guaidó ante la sociedad civil.

Asimismo, indicó que mañana 11 de marzo se hablará sobre el brote mundial de coronavirus y que habrá una manifestación para el día jueves.

Minutos después, el piquete de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) disparó lo que serían las primeras bombas lacrimógenas del día para dispersar la movilización que se dirigía para el Palacio Federal Legislativo para presentar y aprobar el Pliego Nacional de Conflicto ante el Parlamento venezolano.

Diosdado Cabello, quien hablaba en el otro lado de la ciudad en la movilización, aseguró que el plan de «de la derecha venezolana es convocar manifestaciones porque es un negocio para ellos»,

«Ellos viven de la violencia. Este es su verdadero negocio. Han convertido la protesta en un negocio. Aún no han podido aclarar lo de la ayuda humanitaria», señaló el segundo del régimen.

Debido a las represiones que ejercieron los cuerpos de seguridad de la administración de Maduro, la sesión ordinaria de la Asamblea Nacional se llevó a cabo en la plaza Alfredo Sadel, en Las Mercedes, una zona acomodada de la ciudad de Caracas, donde se aprobó -finalmente- el Pliego Nacional de Conflicto.

Esto fue lo que ocurrió en el interior de Venezuela

Desde el estado Zulia, los manifestantes catalogaron la presencia de los funcionarios de seguridad como una violación a la Carta Magna venezolana, ya que la manifestación estaba siendo convocada desde hace más de un mes.

Al otro extremo del país, en la región insular, Nueva Esparta, protestaron por las condiciones que se encuentran los medios de transporte como los ferrys, los vuelos aéreos y las unidades colectivas. Así también lo aseguraron en el estado Sucre, que se vieron fuertemente custodiados por funcionarios de la Guardia Nacional y sus piquetes.

En los Andes del país también protestaron con consignas y pancartas. «Hay más ciudadanos convencidos de que se dará el cambio que necesita Venezuela», señaló uno de los manifestantes del estado Trujillo. No obstante, en el Táchira aprovecharon de rendir homenaje al estudiante fallecido Daniel Tinoco, quien fue asesinado por presuntos civiles armados hace seis años.

Lee también: Frente Amplio realizó convocatoria para el 10M en respaldo a Guaidó

Los partidos políticos también hicieron acto de presencia en cada una de las regiones. Así fue el caso de Acción Democrática, que fue representado en el estado Apure y Voluntad Popular en el estado Falcón.

En Portuguesa, los médicos -en su día- protestaron por la falta de insumos que hay en las instituciones públicas ante el brote mundial de coronavirus, mientras que en Carabobo tomaron las palabras de la diputada Amelia Belisario sobre la importancia de mantener a los hijos venezolanos cerca de sus madres.

El salario mínimo también fue motivo de protesta en el estado Aragua, pues los manifestantes evidenciaron que el sueldo no les da para abastecerse alimentariamente. La autonomía universitaria también fue uno de las razones y así lo dejó saber el exrector de la Universidad de Los Andes (ULA).

Efectivos del régim
Presidente (E) Guaid
Rate This Article:
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.