Adolescentes relataron ante la CIDH el viacrucis que sufren para la espera de un trasplante en Venezuela

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) organizó una conferencia virtual con 12 jóvenes venezolanos que relataron las consecuencias de la suspensión del Programa de Procura de Órganos y de los Trasplantes de Médula Ósea.

Lea también:Renunció el director del Hospital Central de San Cristóbal

De la conferencia participaron organizaciones como: Prepara Familia, Cecodap, Acción Solidaria y Redhnna, quienes en compañía de los jóvenes expusieron la situación ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Los testimonios resaltaron el deterioro del hospital J. M. de los Ríos, principal centro de atención médica para niñas, niños y adolescentes del país. Además, enfatizaron que en el marco de la Emergencia Humanitaria Compleja, agravada por la pandemia de la covid-19, la suspensión del Sistema de Procura de Órganos para Trasplante dejó de beneficiar por tres años a más de 700 personas, de las cuales un 10% corresponde a niños.

La suspensión de este sistema ha obligado a los adolescentes a recurrir a sistemas de salud privados, pero en Venezuela solo tres centros médicos realizan este tipo de procedimientos, y todos ellos se encuentras centralizados en la capital del país. Aunado a eso, el costo del tratamiento ronda los 25.000 dólares, de acuerdo con datos de la Organización Nacional de Trasplantes (ONTV).

“Pasé de ir al cine, al parque o al colegio a ir al hospital todos los días. El trasplante de médula ósea era la solución para mejorar mi calidad de vida. Lamentablemente y a pesar que se han realizado las diligencias necesarias para el trasplante, no hemos avanzado en el protocolo y he visto como mi cuerpo se ha debilitado”, fue parte del testimonio de María Marcano, de 14 años de edad.

En este sentido, otro joven adolescente aseveró que: “Yo he visto a 13 compañeros fallecer. Yo pienso que me voy a molestar mucho si fallezco sin haber cumplido uno de mis sueños y metas, uno de ellos, ser trasplantado.”

Asimismo, este joven destacó la falta de insumos médicos en Venezuela, además de la crisis de servicios básicos. “No hay luz, no hay agua, no hay insumos, no hay gasas, no hay guantes. Cómo uno puede estar tranquilo, como uno puede estar en un hospital que no hay cómo atenderte. Tuve que pasar 3 días sin hemodiálisis porque no hay enfermeros.”

Según datos de las organizaciones que acompañaron a los jóvenes, solo en el servicio de Nefrología del J. M. de los Ríos entre 2017 y los meses transcurridos de 2021, han fallecido un total de 35 niños. Los pacientes que se encuentran en lista de espera por un trasplante están en grave riesgo de morir. Algunos fallecieron producto de complicaciones, suministro irregular de antibióticos y fallas en el tratamiento dialítico.

Los niños, niñas y adolescentes del J. M. de los Ríos están amparados por medidas cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos desde febrero de 2018, que fueron ampliadas en 2019.

Al día de hoy, 25 niños, niñas y adolescentes del servicio de hematología del mencionado centro de salud requieren trasplante de médula ósea.

Publicaciones Relacionadas

Programación On-Demand

Logo VPItv

Suscríbete al Servicio de Noticias

¡Mantenete siempre informado!

Copyright © 2020 VPI TV – Developed by Rubik