Alianza Venezolana por la Salud se pronunció ante la crisis humanitaria

La Alianza Venezonala por la Salud se pronunció ante la emergencia humanitaria que atraviesa Venezuela actualmente, generado por la escasez de medicinas e insumos médicos.

En un comunicado, la alianza aseveró que consideran imperativo sumarse a las voces de aquellos que «han venido
denunciado las vejatorias condiciones que hacen nugatorios los derechos de los presos políticos y sus familiares; así como las torturas, tratos crueles, inhumanos y degradantes que sufren quienes, en justo ejercicio de sus derechos, expresan su disenso con el régimen que ilegítimamente detenta el poder en Venezuela y le reclaman el retorno a los caminos democráticos o, simplemente, el deterioro de sus condiciones de vida y salud o el pago de salarios decentes y suficientes. La tortura destruye dignidad, cuerpo y mente; sus efectos y secuelas se prolongan en tiempo y espacio, tanto en el que la sufre como en su familia y comunidad».

Asimismo, afirmaron que su intención era «resaltar la situación de los médicos José Alberto Marulanda Bedoya y Williams Alberto Aguado Sequera. En el caso del primero, se ha reportado tanto a la jueza que lleva la causa – quien al parecer se negó a recibir la denuncia- como al país, que funcionarios del Estado, en circunstancias de notoria opacidad, se lo llevaron de un sitio público, permaneciendo desaparecido durante cuatro días para luego ser presentado ante los tribunales militares, sin que consten en el expediente supuestos de hecho específicos que encuadren en presupuestos de derecho que justifiquen su detención».

En este sentido, señalaron que «según las angustiadas denuncias de familiares, amigos y defensores legales el Dr. Marulanda Bedoya presenta hipoacusia izquierda por traumatismos contusos, parestesia en las manos que podría indicar lesión en los nervios radiales, con marcas visibles de esposas en las muñecas y moretones en los pies, que evidencian agresiones y abusos –y más que eso, torturas- por parte de los cuerpos de seguridad del Estado, lo que justifica hablar de violaciones a su derecho humano a la vida, integridad personal, salud y a la justicia y podrían comprometer su posterior desenvolvimiento como persona y su ejercicio como traumatólogo y cirujano especializado. Al Dr. Aguado Sequera desde su detención –en forma alguna apegada a derecho- y hasta la fecha se le ha diferido la causa, al menos tres veces, y no se le ha permitido recibir tratamiento médico adecuado y oportuno lo que compromete su salud en integridad física»

Copei rechaza las de
Pedro Pablo Fernánd
Rate This Article:
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.