Ciudadanía en Acción exige respuestas sobre la destitución alimentaria de los venezolanos

Este miércoles, el director ejecutivo de la Organización No Gubernamental (ONG) Ciudadanía en Acción, Edison Arciniega, consignó un documento en la Defensoría del Pueblo donde alerta la evidencia pública y preocupante del avance de la crisis alimentaria, sustentado en las cifras incidentales de Cáritas de Venezuela y el reconocimiento por parte del Sistema de las Naciones Unidas, que en días pasados, a través de un comunicado, solicitó al Gobierno liberar las cifras, para en conjunto coordinar respuestas.

Asimismo, Arciniega exhortó al defensor del pueblo, Alfredo Ruiz, a activar una mesa técnica en busca de soluciones y en protección a los derechos humanos, donde también participen el Ministerio de Alimentación y el Instituto Nacional de Nutrición.

“Acudimos a esta instancia en vista de la negativa del Gobierno a revelar las cifras que manejan y que seguramente superan las nuestras, es urgente que la defensoría convoque a la mesa técnica para dar respuesta terapéutica, suplementaria y de anaquel, a los millones de venezolanos que están padeciendo la destitución alimentaria”, indicó.
Según los datos mostrados por la ONG existen 1,2 millones de ciudadanos en avanzado estado de desnutrición que requieren atención terapéutica inmediata. Al menos 8 millones que necesitan respuesta suplementaria –realizan menos de 2 comidas al día- y la población en general solicita una respuesta de anaquel, que no es más que solventar el problema de desabastecimiento.

Ciudadanía en Acción considera imperante avanzar en enfrentar ahora la crisis, pues su agravamiento pone en riesgo la vida de varias decenas de miles de ciudadanos (al menos 50 mil en riesgo de muerte el 1er trimestre). Explicó que 78% de la población consume menos del 60% de las proteínas diarias normativas y que 61,8% de la población está consumiendo menos de 1.300 calorías diarias, cuando lo normativo es 2.000 calorías por día.

“Esto significa la desmejora de la salubridad de toda la población, pero además representa un grave riesgo para la estabilidad social y el orden público porque la experiencia global indica que los pueblos ante la escasez aguda de alimentos suelen reaccionar con brotes de anarquía y disturbios capaces de hacer colapsar la convivencia y el orden social”, enfatizó Arciniega.

Gobierno y oposició
Rate This Article:
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.