Patinadora caraqueña reinventa el delivery en medio de la cuarentena

Caracas no es una ciudad amigable ni para ciclistas ni peatones: pocas ciclovías, muchas subidas y pavimento irregular, hace que trabajadores del delivery (necesario en medio de la pandemia) como Diana White deban usar alternativas a los vehículos de gasolina, escasa en todo el territorio nacional.

Lea también: Más del 90% de la población en Venezuela cree que continuará la extensión de cuarentena

Mediante una aplicación, Diana se conecta con farmacias que necesitan enviar medicinas o productos de higiene a quienes, por las medidas de confinamiento, no pueden salir de sus hogares, en su mayoría personas de la tercera edad.

«Esto comenzó porque tenía una amiga que me preguntó si conocía ciclistas porque necesitaban para hacer delivery, por el problema de la gasolina (…) Le dije que soy patinadora y que si era para repartir medicinas, estaba dispuesta'», comenta White.

La patinadora gana un dólar por cada entrega, pero en Venezuela ese monto es equivalente a 15 días de salario mínimo. Así como ella, otros venezolanos se han unido a estas entregas a domicilio en bicicletas para tener un ingreso extra y sostenerse económicamente durante la cuarentena.

 

View this post on Instagram

 

Caracas no es una ciudad amigable ni para ciclistas ni peatones: pocas ciclovías (deterioradas en su mayoría), muchas subidas y pavimento irregular, hace que trabajadores del delivery (necesario en medio de la pandemia) como Diana White deban usar alternativas a los vehículos de gasolina, escasa en todo el territorio nacional. Mediante una aplicación, Diana se conecta con farmacias que necesitan enviar medicinas o productos de higiene a quienes, por las medidas de confinamiento, no pueden salir de sus hogares, en su mayoría personas de la tercera edad. «Esto comenzó porque tenía una amiga que me preguntó si conocía ciclistas porque necesitaban para hacer delivery, por el problema de la gasolina (…) Le dije que soy patinadora y que si era para repartir medicinas, estaba dispuesta'», comenta White. La patinadora gana un dólar por cada entrega, pero en Venezuela ese monto es equivalente a 15 días de salario mínimo. Así como ella, otros venezolanos se han unido a estas entregas a domicilio en bicicletas para tener un ingreso extra y sostenerse económicamente durante la cuarentena. #StayHome #QuedateEnCasa Cortesía: @voanoticias

A post shared by VPItv (@vpitv) on

Iris Varela: No es n
Rate This Article:
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.