Las Mercedes y Bello Monte enfrentan riesgo de inundaciones

Una inundación similar a la que se registró esta semana en las adyacencias de la autopista Valle-Coche podría presentarse en Las Mercedes y Bello Monte, advirtió la ingeniera Celia Herrera, miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Venezolana de Ingenieros de Transporte y Vialidad (Sotravial), cuerpo adscrito al Colegio de Ingenieros de Venezuela (CIV).

Los registros de las últimas lluvias que tiene el Departamento de Ingeniería  Hidrometeorológica de la Universidad Central de Venezuela (UCV) “hablan de la posibilidad de inundación hacia el sector de Ciudad Banesco y Colinas de Bello Monte”, señaló.

“En imágenes aéreas se puede ver que hay un cambio en la sección de canalización de ese sitio. Es un punto de control y en numerosas ocasiones se han visto máquinas quitando sedimentos, tratando de evitar que en una creciente fuerte el río se represe y, aguas arriba, se produzcan inundaciones”, indicó la experta en declaraciones a Prensa Unidad Venezuela.

“Si hay unas estructuras allí que eventualmente se convierten en una zona de control, la fuerza del agua puede rebasarlas y causar inundaciones”, siendo los más vulnerables el puente sobre el río Guaire, a la altura de la avenida Jalisco de Las Mercedes, y el de Colinas de Bello Monte, en el distribuidor Veracruz, refirió.

Al analizar lo ocurrido el miércoles de esta semana en la autopista Valle-Coche, cuando el torrencial aguacero provocó el desbordamiento del río Valle y la consecuente inundación de zonas adyacentes, Herrera refirió que se hicieron las obras de ampliación de la autopista pero “la recanalización del río no se adecuó al cauce y el caudal de agua previsible para las circunstancias”.

“La canalización del río fue afectada, las condiciones hidrológicas cambiaron y las obras de adecuación no se ejecutaron”, indicó.

Añadió que hace aproximadamente dos semanas arrancó la ejecución de unos trabajos en el viaducto para colocar tablestacados de protección del talud, que se estaba socavando por el cauce del río en uno de los laterales de la autopista. “Allí fue donde se produjo la inundación, pues no había obras de protección en los laterales del talud, quedando vulnerable el cuerpo de la vía de la propia autopista”, precisó.

A finales del año pasado la Sociedad Venezolana de Ingenieros Hidráulicos alertó sobre la necesidad de que se ejecutaran las obras de recanalización del río Valle antes de hacer la estructura del viaducto e, incluso, que se paralizara dicha obra. Pero el gobierno, preocupado más por la campaña para las elecciones parlamentarias, desoyó las recomendaciones.

Guerra avisada…

Herrera coincidió con el diputado por la Unidad ante la Asamblea Nacional, José Guerra, en cuanto a la necesidad de hacer una averiguación para establecer responsabilidades y que se acometan las obras que correspondan para que esta situación no se repita.

“A decir de los expertos hidráulicos, lo que amerita en este momento es una obra de envergadura de recanalización del río, con unas condiciones hidráulicas acordes a los cambios que se produjeron y la intervención de las propias pilas de viaducto que, en algunos sectores, están dentro de la canalización”, señaló.

Para Herrera, los eventos naturales ocurridos recientemente se han dado en unas condiciones de lluvias bajas a moderadas. “No fue nada extraordinario pero, evidentemente, siempre puede producirse un hecho natural que rebase las condiciones de cálculo y diseño estructural de las obras. Este no fue el caso. El cauce de agua se diseñó para unas circunstancias distintas a las intervenciones y afectaciones que se produjeron, y crearon condiciones de vulnerabilidad ante cualquier evento”, advirtió.

En tal sentido, hizo referencia al histórico de la autopista Valle-Coche, cuya  canalización tiene más de 40 años y allí no se habían producido eventos de similar naturaleza, siendo esto un registro significativo.

En lo referente a los daños ocasionados a los vecinos de Los Chaguaramos y Santa Mónica, sostiene que, al menos en la teoría, las responsabilidades no se delegan, y debería ser el Estado, a través de los entes que tienen competencia en la materia, el que se ocupe de resarcir esas afectaciones. “Sin embargo, en la práctica es diferente la situación”.

“En este caso estamos hablando de la Ley Penal del Ambiente, lo cual es muy grave. Para la construcción de toda obra, la Constitución Nacional dice que deben hacerse estudios ambientales previos, que exigen unos permisos, como es el caso de la afectación de recursos, la ocupación de territorios, entre otros. De allí la necesidad de llevar adelante una averiguación porque es un servicio para la ciudadanía y resulta insólito que algo que se supone que la va a beneficiar, termine perjudicándola”, concluyó.

Jaua: Acción Democr
Smolansky: Gobierno
Rate This Article:
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.