Maduro ordenó cierre de comunicaciones con Aruba, Curazao y Bonaire

Con el fin de «poner en marcha un operativo que acabe con los contrabandistas que le dañan la economía a Venezuela», el presidente Nicolás Maduro ordenó el cierre de las comunicaciones con Aruba, Curazao y Bonaire, islas caribeñas que forman parte de Holanda y se encuentran a pocos kilómetros del estado Falcón.

«He ordenado la inmediata toma de todos los puertos y aeropuertos por donde nos comunicamos y se hace labor de intercambio comercial y de pasajeros con Aruba, Curazao y Bonaire», expresó al culminar un consejo de gobierno con varios de sus ministros.

Resaltó que el cierre será, en principio, por 72 horas, e incluye las vías aéreas y marítimas, «para establecer una reestructuración y una defensa de los intereses económicos de Venezuela».

«Tomen las medidas que hemos exigido durante más de dos años», le dijo Maduro a las autoridades de estas islas, a quienes señaló por no haber respondido sus repetidas advertencias.

A juicio del primer mandatario, desde esas islas hay personas que «se llevan el oro del país de manera ilegal, y lo legalizan allá», al igual que «el coltán, los diamantes» y hasta «productos alimenticios».

Agregó que estas «mafias» también se roban el cobre, hecho a los que atribuye los constantes apagones y fallas eléctricas en diversos estados del país.

Tras hacer dichas acusaciones, pidió a los ministros presentes iniciar «conversaciones» con las autoridades de los tres territorios, para «restablecer un comercio sano», al tiempo que garantizó un «regreso seguro» a los venezolanos que se encuentran de visita en cualquiera de las islas, o a los ciudadanos de las mismas que están en el país.

FOLLOW US ON:
Bolívar: Protesta p
Nuevas fiscalizacion
Rate This Article:
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.