Oposición marchará una vez más hasta el CNE

Con una nueva convocatoria para dirigirse el próximo miércoles 19 de mayo otra vez al Consejo Nacional Electoral (CNE), cerró el gobernador del estado Miranda Henrique Capriles Radonski el acto opositor de este sábado efectuado en la avenida Casanova para exigir celeridad al ente comicial en el proceso de activación del referendo revocatorio.

Posterior a las alocuciones de varios diputados de la Asamblea Nacional, quienes  expresaron su descontento por los retrasos en la verificación de firmas, el mensaje fue bastante claro: “El pueblo venezolano se va a la calle y no regresa hasta que logremos el revocatorio”, afirmó Chuo Torrealba, secretario de la Mesa de la Unidad Democrática.

La manifestación que tenía estipulado ir desde la avenida Casanova hasta el la sede del CNE, se mantuvo en las cercanías del Centro Comercial Único en Chacaíto. “Esta concentración no estaba prevista en el sitio en donde estamos, pero hoy no vamos a caer en provocaciones“, fue como Capriles abordó el tema.  Sin embargo, pese a la postura del dirigente, un grupo de jóvenes reunidos a pocos metros de la tarima gritaba: “calle sin miedo, calle sin miedo”.

Freddy Guevara, Mauligmer Baloa y Henry Ramos Allup  fueron algunos de los parlamentarios que se dirigieron a los presentes desde una improvisada tarima sobre un camión. La diputada Delsa Solórzano aprovechó la oportunidad para declarar que han solicitado a la OEA la activación de la Carta Democrática tras anunciar la falta de cumplimiento de los artículos 18, 19 y 20 de la Carta Interamericana. Además, comentó que la OEA podría tomar acciones diversas, desde enviar una comisión mediadora al país hasta suspender a Venezuela de la organización.

Posterior a su intervención, el secretario ejecutivo de la MUD calificó el decreto de estado de excepción emitido por Maduro como “fuera de la Constitución” y una muestra de la implosión dentro del oficialismo”.

Por otra parte, la aparición del presidente de la AN, Henry Ramos Allup causó euforia en los manifestantes. En su discurso, advirtió nuevamente que el TSJ tiene lista para publicar la sentencia de destitución de la directiva de la Asamblea y que no acatará ninguna decisión del órgano judicial que viole la Carta Magna.  Asimismo, acusó al Gobierno de tener armado a los colectivos y considera que se planea eludir los próximos  procedimientos electorales porque “saben que se llevarán una derrota peor que la del 6D”.

Voces de la concentración: ” Ya no hay nada que perder”

A pesar de la amenaza de lluvia, los manifestantes no se desplazaron del sitio. Muchos de los presentes se resguardaban bajo los toldos de los partidos políticos esperando que un diluvio cayera; otros buscaban refugiarse del inclemente sol que apareció poco después, y refrescarse comiendo un raspado o bebiendo agua. Pero, a pesar del calor y de la falta de espacio en algunas zonas, se quedaron para protestar.

Ana Valderrama, de 74 años de edad dijo a Efecto Cocuyo que no se iría de la concentración “así truene, llueve o relampaguee”.  Apoya al revocatorio y considera que el presidente Maduro “está de más”. A pesar de considerarse como una mujer fuerte que no necesita compañía para ir a una protesta, no puede ni desea seguir haciendo colas para encontrar comida. Considera que el revocatorio es la solución para la crisis que enfrenta Venezuela en este momento.

De este mismo sentir se revela Rafael Araujo de 62 años, conocido en las redes sociales por sus creativos papagayos de protesta. Su conocimiento como pintor de la Escuela de Arte “Cristóbal Rojas” lo ayuda cuando decide utilizar el arte como forma de expresión. Ha prometido estar en todas y cada una de las concentraciones de la oposición para “hacer la difícil situación venezolana un poco más llevadera para algunos con un toque de humor”. Explica que ante la inseguridad, la falta de comida, y el actual estado de excepción, ya no hay nada que perder.

Katerin Correa de 22 años protesta por el cúmulo de factores que “hace la situación insostenible”. Fue víctima de un asalto en noviembre pasado cuando llegaba a su casa en Montecristo, que la dejó con una herida por un disparo en una axila. Ante la falta de anestesia y medicamentos para su tratamiento, tuvo que ingeniárselas para superar el funesto episodio. No le importa el estado de excepción porque considera que desde “hace rato vivimos sin garantías”, y repitió que ya no tiene nada que perder.

Finalizada la concentración, la oposición venezolana dejó en claro dos cosas: la calle seguirá siendo su espacio hasta que consiga activar el revocatorio y la gente que le sigue les acompañará hasta lograrlo.

Efecto Cocuyo.

FOLLOW US ON:
Opocisión se concen
Lorenzo Mendoza conf
Rate This Article:
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.