Según la OIM al menos 85% de los migrantes venezolanos en Perú trabaja sin contrato

Andrés Ruiz, de 31 años, llegó hace una semana a Lima con un violín como equipaje. Licenciado en Música por el Conservatorio de la Universidad de los Andes, en Mérida (Venezuela), era el director de la banda municipal y daba clases a más de 100 alumnos en un liceo. Ahora, con Darwin Guardia, un abogado de 40 años de su ciudad, es músico callejero.

Como Ruiz, más de 400.000 venezolanos han llegado a Perú huyendo de la crisis en su país y atraídos por la oferta de empleo del Gobierno. El pasado mayo, Migración otorgó un permiso extraordinario de trabajo, gratuito y provisional a todos aquellos migrantes de Venezuela que tramitaran el permiso temporal de permanencia que, al mismo tiempo, les da acceso a los servicios sanitarios y educativos.

La medida permite “actividades generadoras de renta de manera subordinada o independiente”, por hasta un plazo de sesenta días naturales, que, posteriormente se puede prorrogar de manera automática, según el documento. Pero la llegada masiva de venezolanos ha colapsado el sistema y los permisos se atrasan cada vez más. El Ejecutivo intenta controlar la oleada exigiendo el pasaporte de entrada al país, como también lo ha hecho Ecuador, el país de tránsito hasta llegar a Perú.

“El viaje por Ecuador duró siete días, hemos dormido en el suelo, con las maletas; pasé por la frontera de Rumichaca en los días que la fila era de 5.000 a 7.000 personas del lado ecuatoriano”, rememora Ruiz. El dinero de sus dos trabajos dejó de alcanzarle para mantener a su hija de tres años y a sus padres y se lanzó a buscarse la vida en Perú.

 

Reportaje completo aquí

Medios impresos inde
“Maduro es un dés
Rate This Article:
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.