Venezuela podría cerrar el 2017 en 2500% de inflación

A pocos días de terminar el año 2017, la Mesa de la Unidad Democrática publicó la cifra en la que podría cerrar la inflación, en el año quizás más inestable en materia económica.

2500% de inflación es el pronóstico para el cierre del año 2017. Según expertos, si el Gobierno de Venezuela no cambia la política económica, será muy dificil que el país supere la hiperinflación.

Según el reportaje publicado por el equipo de prensa de la unidad, basado en las opiniones de Asdrubal Oliveros,  economista y director de la consultoría económica y financiera venezolana, Ecoanalítica, la hiperinflación es la fase más agresiva de la inflación.

Oliveros explicó que “Hay tres fases de inflación: lo ideal es tener una que sea estable, como lo tienen la mayoría de los países del mundo. En segunda fase, una inflación por encima de dos dígitos, por encima de 10%; sin embargo, una economía con esa tasa ya tiene problemas que no son graves, pero los tiene. Luego de esa fase, pasamos a una inflación superior, crónica, que la empezamos a ver desde que el presidente Nicolás Maduro está en el poder. Esa también la superamos y es por ello que estamos en hiperinflación”.

Según el economista, Venezuela experimenta esta hiperinflación desde finales del año 2015 y se expresa con alza sin control de los precios, la perdida de la confianza en la moneda venezolana y los aumentos constantes de sueldo.

El director de Ecoanalítica puntualizó que los factores que desencadenaron la grave hiperinflación, es la incrementación de dinero por parte del Banco Central de Venezuela (BCV), ante el problema fiscal que enfrenta el gobierno.

“Por otra parte, el esquema cambiario pernicioso que tiene Venezuela, donde hay un control de cambio, una tasa oficial y una tasa paralela que crece sin control, y que esta brecha no tiene ningún tipo de control por parte del Estado de reducirla. Otro factor, es la dependencia que tiene Venezuela de importaciones”, puntualizó el economista.

Oliveros también señaló que la incapacidad del sector productivo local de poder generar ofertas, dadas las estructuras de control de precio que existen en el país, alimenta el problema hiperinflacionario por la escasez y el desabastecimiento.

En cuanto a las soluciones, argumentó que salir de la hiperinflación amerita un cambio radical del modelo económico y aseguró que con el actual es “imposible” resolver esta grave crisis.

“Es necesario dar un giro total dentro de la política económica. Se debe ir a un esquema de disciplina fiscal, así como restituir la autonomía del BCV, menguar el control cambiario, solicitar auxilio internacional en términos de organismos o el Fondo Monetario Internacional (FMI) que puedan proveer de liquidez para hacer frente a todos los problemas”, precisó Oliveros.

“A Venezuela le urge el diseño de un plan profundo de reconstrucción de la economía donde la prioridad sea resolver el problema hiperinflacionario. Con pañitos calientes no se va a lograr. La historia de los países que han pasado por hiperinflaciones demuestra que cuando no se hacen los giros de forma de raíz de las políticas que generaron la hiperinflación, la enfermedad no desaparece”, aseguró el experto en economía.

Fedeunep se pronunci
Partidos políticos
Rate This Article:
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.