Gleyber Torres conectó su décimo jonrón y volvió a hacer historia con los Yanquis

El segunda base venezolano Gleyber Torres disparó el lunes su décimo cuadrangular en la actual temporada, su primera en las Grandes Ligas, y volvió a inscribir su nombre en los libros de historia de los Yanquis de Nueva York, pues se convirtió en el primer pelotero menor de 22 años que alcanza ese número de vuelacercas en una misma zafra, desde que lo hiciera el mítico Mickey Mantle en 1951.

La hazaña del caraqueño sirvió además para que los ‘Bombarderos del Bronx’ vencieran a domicilio 7×4 a los Tigres de Detroit, en el primero de dos juegos que disputaron ambas novenas en el Comerica Park, correspondientes a las jornadas del 14 y 15 de abril, que en su momento se suspendieron por lluvia.

Dicho triunfo fue el quinto consecutivo de los ‘Mulos’, que de esta manera dejaron su récord en 38-17 y se mantuvieron líderes de la División Este.

No obstante, el segundo acto de la doble cartelera tuvo como ganador al dueño de casa (4×2), en un duelo en el que ambos equipos mandaron a sus jugadores con el número 42 en la espalda, para homenajear al histórico Jackie Robinson.

Aporte criollo para San Francisco

Pablo Sandoval y Gorkys Hernández pusieron su granito de arena en la paliza que los Gigantes de San Francisco le propinaron a los Cascabeles de Arizona (10×3).

‘Kung Fu Panda’ pegó un jonrón solitario y culminó el juego de 4-3, con dos remolcadas y dos anotadas, mientras que Hernández no tuvo su mejor noche y se fue de 3-0, aunque anotó una de las carreras de su equipo, cuya racha ganadora lo tiene cada vez más cerca del liderato de la División Oeste del Viejo Circuito.

Pérez y Escobar sacaron la cara

Salvador Pérez y Alcides Escobar impulsaron una carrera y anotaron otra cada uno, pero aún así no pudieron evitar la derrota de su equipo, los Reales de Kansas City, 9×6 ante los Angelinos de Los Ángeles.

«El Niño» se fue de 4-2 con un jonrón solitario y el de La Sabana de 4-1.

Pirela, Galvis e Inciarte también produjeron

José Pirela y Freddy Galvis estuvieron productivos con el madero y fueron responsables de que los Padres de San Diego aplastaran 11×4 a los Bravos de Atlanta, que pese al revés, continúan líderes de la División Este en la Liga Nacional.

Pirela sonó un doblete que impulsó al plato a un compañero que estaba en circulación, y Galvis hizo lo propio con un elevado de sacrificio. Ambos se fueron de 4-1.

Por el elenco perdedor, Inciarte bateó en uno de los tres turnos que tuvo al bate, y produjo una de las cuatro carreras que anotaron los suyos.

Los triples de Curry
Venezuela sigue cuar
Rate This Article:
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.