Mbappé lideró a una Francia que ya está en cuartos tras eliminar a Argentina

La selección de Francia derrotó este sábado a Argentina en un partido loco que terminó con un abultado 4-3, gracias a la grandiosa exhibición de la joven figura Kylian Mbappé, que a sus 19 años marcó un doblete y provocó un penalti para que los suyos se convirtieran en el primer equipo clasificado a los cuartos de final del Mundial Rusia 2018.

Los pupilos de Didier Deschamps dieron una lección de madurez en el Kazan Arena, al imponerse a una ‘Albiceleste’ que llegó a estar arriba en el marcador durante el complemento, pero se apagó por completo cuando los galos empataron.

Antes del primer cuarto de hora Kylian Mbappé presumió de su larga zancada con un slálom de casi 50 metros que culminó en un penalti a favor de los suyos, luego de que Marcos Rojo lo derribara. Antoine Griezmann lo cobró raso y al medio, engañando totalmente a Franco Armani.

El 1-0 le permitió a los franceses tener el dominio total del encuentro durante la primera media hora. Griezmann estuvo cerca de marcar el segundo, pero su remate a balón parado se estrelló en el larguero.

Argentina, sin delantero centro, no se encontraba en su juego tras el nuevo experimento de su cuestionado seleccionador, Jorge Sampaoli. En el papel Lionel Messi era el falso nueve, pero en esa posición aparecía constantemente Enzo Pérez, que nunca antes había jugado en ese puesto.

Messi, por su parte, se encontraba más retrasado, jugando libre. Por momentos en la derecha, costado en el que estaba Cristian Pavón, y a veces en el medio, buscando asociaciones con Éver Banega.

En la izquierda el elegido por Sampaoli para este partido fue Ángel Di María, quien estaba referenciado por Benjamin Pavard hasta que en un tiro de esquina se quedó en el borde del área. Messi se la cedió al medio y ‘El Fideo’ metió un zurdazo al ángulo que hizo estallar a los hinchas argentinos.

Ya en el complemento Argentina salió con otro semblante, jugando con más garra y corazón que con otra cosa, y al 48′ encontró su recompensa. Un remate mordido de Messi le cayó a Gabriel Mercado, quien la desvió levemente con su pie izquierdo para que el balón se colara en la portería.

El 1-2 cambiaba todo. Sampaoli sonreía porque transitoriamente le funcionaba su experimento, pero Francia nunca lo dejó de intentar, y al 57′ un centro pasado de Lucas Hernández se paseó por toda el área grande, hasta que Nicolás Tagliafico la intentó sacar y la esférica le quedó botando al borde del área a Pavard, apuesta de Deschamps que le devolvió la confianza a su entrenador con un derechazo hermoso que se coló en toda la escuadra.

La igualdad fue un baldazo de agua fría para Argentina. Messi no pesaba en ataque, los desbordes de Pavón y Di María no encontraban destinatarios, y Francia por el contrario se veía entera, clarísima en su idea de juego.

Al 64′ otro centro de Hernández generó el caos en la zaga argentina. Mbappé aprovechó un rebote, recortó hacia su pierna menos hábil, la izquierda, y con ella batió a Armani para desatar la locura entre los aficionados galos.

Cuatro minutos más tarde una jugada que empezó Lloris en su propio arco, en tres toques terminó en los pies de Olivier Giroud, quien de zurda se la cedió in extremis a un Mbappé que llegaba embalado al área y definió de derecha, para batir nuevamente al arquero de River Plate.

La ventaja fue demasiado amplia para los sudamericanos, que no reaccionaron sino hasta el descuento, con un centro de Messi que el recién ingresado Sergio ‘Kun’ Agüero cabeceó perfectamente al fondo de la red.

Quedaba minuto y medio del añadido y Argentina tuvo una más para empatarlo sobre el final, pero no pudo concretarla y el juez principal sonó su silbato tres veces, para que Francia se convierta así en el primer clasificado a los cuartos de final.

FIFA está conforme
La inglesa Christine
Rate This Article:
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.