#EspecialVPItv | La herencia del talento: Los casos más famosos de padres e hijos deportistas

La herencia del talento Los casos más famosos de padres e hijos deportistas

Este domingo 21 de junio se celebra el Día del Padre en países como Venezuela, Estados Unidos, Puerto Rico, Perú, Reino Unido, México, Francia y Colombia. En este día de festejos y reconocimiento, recordaremos algunos casos en los que los ejemplos paternales llevaron a sus hijos a hacer carrera en el mundo de los deportes.

Lea también: #Deportes | JJOO 2020 contará con protocolos diferentes ante pandemia

Muchos son los casos en los que los padres se destacaron en disciplinas como el fútbol, béisbol, baloncesto, entre otras, inspirando a sus pequeños a intentar seguir el mismo camino. A continuación, repasamos algunos de ellos, en donde el talento y el éxito pasó de una generación a otra como una herencia.

Zinedine, Enzo y Luca Zidane

El actual entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, cosechó a lo largo de su carrera todos los éxitos posibles para un futbolista: fue campeón del mundo, campeón de la Eurocopa, Champions League, ganador del Balón de Oro y un mediocampista indiscutible.

Como director técnico, ‘Zizou’ siguió acumulando triunfos, al convertirse en el primer estratega de la historia en ganar de forma consecutiva tres copas de Europa. Esa aura de victoria fue emulada por sus hijos mayores, Enzo y Luca, quienes a pesar del apellido no han podido despegar en el plano internacional.

Enzo Zidane Fernández, de 25 años, se formó en la cantera del Real Madrid y en las categorías inferiores supo destacarse, pero su suerte no ha sido la misma en el profesionalismo.

El volante pasó por el club merengue, el Deportivo Alavés, el Lausanne-Sport de Suiza, el Rayo Majadahonda, el C.D Aves de Portugal y el Almería, en la segunda división española. Por el momento, no logra afianzarse como un futbolista de grandes capacidades.

En el caso de su hermano Luca, quien se desempeña como portero, los campeonatos sí lo han acompañado pero nunca como jugador titular, sino estando en la reserva.

Pasó en el Real Madrid dos temporadas y luego fue enviado al Racing de Santander, con quien juega en la actualidad, también en la segunda categoría de España.

Johan y Jordi Cruyff

Si hablamos de casos en los que el hijo no pudo superar la imagen de su padre, la historia de Johan y Jordi Cruyff es una de las más representativas.

Johan Cruyff, nacido el 25 de abril de 1947, fue uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos. Según la consideración de 34 ganadores del Balón de Oro, fue el tercer mejor jugador del siglo XX, solo por detrás de Pelé y Diego Armando Maradona.

Su carrera de jugador se desarrolló entre el Ajax de Holanda y el FC Barcelona, clubes por lo que también pasó como entrenador. Desde esa posición de DT, Cruyff le dio la oportunidad de jugar a su hijo, Jordi, nacido en España.

La historia de Jordi fue similar a la de los hijos Zidane. Tuvo su debut en 1994 con el FC Barcelona, dirigido por su padre, pero no caló en el equipo debido a su rendimiento, lo que lo obligó a pasar al Manchester United.

En ese club tampoco tuvo grandes actuaciones, por lo que su contrato no fue renovado y debió transitar por cuadros de menor valía como el Celta de Vigo, el Deportivo Alavés, Espanyol, Metalurg Donetsk y el Valleta FC de Malta.

Hoy en día es seleccionador de Ecuador de cara al Mundial Qatar 2022, con mayor prestigio como dirigente deportivo que como jugador o entrenador.

Bobby y Barry Bonds

Otra pareja familiar famosa en el ámbito deportivo es la de Bobby y Barry Bonds, dos destacados beisbolistas que brillaron en las Grandes Ligas. En este caso, el legado del padre es superado por su descendente.

Bobby Bonds, quien falleciera en el año 2003, jugó entre 1968 y 1981 con las franquicias de San Francisco, Yankees de Nueva York, Angelinos, Medias Blancas, Texas, Cleveland, San Luis y Cachorros.

Su trayectoria de 14 años registró 1.886 hits, 1024 carreras impulsadas y 332 jonrones, con tres selecciones al Juego de las Estrellas y tres Guantes de Oro. Aunque fue una carrera positiva, no se compara a la de su hijo Barry, el máximo jonronero de todos los tiempos.

Con 762 cuadrangulares, 2.935 hits, 1.996 carreras remolcadas y un average vitalicio de .298, Barry es un digno merecedor de integrar el Salón de la Fama de Cooperstown, aunque dicho reconocimiento no ha llegado por haber sido ligado al uso de esteroides durante su carrera.

Bonds se retiró con la edad de 43 años, luego de haber pasado 22 campañas en las Ligas Mayores, además de haber tenido una breve pasantía por los Navegantes del Magallanes en Venezuela.

El bateador zurdo es considerado uno de los mejores de toda la historia del béisbol, calificativo que se refleja en sus siete premios a Jugador Más Valioso, 13 selecciones al Juego de Estrellas y ocho Guantes de Oro.

Luis Aparicio ‘El Grande’ y Luis Aparicio Montiel

El zuliano Luis Aparicio Ortega es considerado como una leyenda del béisbol venezolano, al punto que el estadio de las Águilas del Zulia lleva su nombre, con el apodo ‘El Grande’.

Este pelotero pasó por los Navegantes del Magallanes, Sabios de Vargas y los Gavilanes, hasta que comenzó su trayectoria como entrenador en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP), lo que le permitió llegar al Salón de la Fama en 2005.

La figura de Aparicio, sin embargo, fue eclipsada por la de su propio hijo: Luis Aparicio Montiel, el primer y único venezolano en llegar al Salón de la Fama del béisbol de los Estados Unidos.

Considerado el mejor shortstop hasta la década del ’70, Luis Aparicio jugó 18 años en Las Mayores, pasando por los Medias Blancas de Chicago, los Orioles de Baltimore y los Medias Rojas de Boston.

El campocorto fue una estrella en MLB que cosechó 2.677 hits, 791 carreras empujadas, 506 bases robadas y 1.335 carreras anotadas.

Aparicio fue galardonado Novato del Año en 1956, además de ser seleccionado para 10 All Star y conseguir nueve guantes de oro en su posición.

Su nombre es uno de los más respetados del deporte venezolano, siendo ídolo de figuras como David Concepción y Omar Vizquel.

Césare y Paolo Maldini

En Italia, un caso similar al de los Aparicio se da en el fútbol con la familia Maldini. El padre, Césare, fue un reconocido jugador y entrenador italiano que dedicó la mayor parte de su vida al equipo de sus amores: el AC Milan,

Con dicho club logró seis títulos como futbolista y dos como entrenador, lo que le dio la oportunidad de dirigir a la selección nacional italiana.

En la ‘Azzurra’ estaba su hijo Paolo, quien siguiendo el ejemplo de su padre también se desempeñó como defensor y con la misma camiseta rossonera.

Paolo Maldini jugó entre 1984 y 2009, logrando 26 campeonatos nacionales e internacionales, lo que le ubica hoy día como uno de los máximos ídolos de la historia del equipo.

El apellido Maldini sigue hoy ligado a la institución, pero esta vez con Daniel, el hijo de 18 años de Paolo que busca ganarse un lugar como mediocampista ofensivo.

Vladimir y Vladdy Guerrero Jr

El pelotero dominicano Vladimir Guerrero es el tercero de su país que llega a Cooperstown, gracias a sus destacadas actuaciones en el Big Show con nueve participaciones en Juegos de Estrellas y ocho bates de plata.

Popular por no usar guantines, un bateo excelente y una gran defensa, la pasión de Vladimir por el juego descendió hasta su hijo, quien lleva el mismo nombre.

Calificado como un prospecto a seguir, Vladdy Jr. ya comenzó su carrera y en apenas una temporada dejó números que invitan a seguirlo para conocer su potencial.

Con 21 años, todas las miradas en los Blue Jays de Toronto recaen sobre él, para saber de qué es capaz en Grandes Ligas con la presión de llevar el mismo nombre que su padre.

Richard y Ricardo David Páez

Si hay entrenadores respetados en Venezuela, uno de ellos es Richard Páez Monzón, quien jugó 11 años como profesional en el país y dirige equipos desde el año 1991, destacando su paso por Estudiantes de Mérida y la Vinotinto.

Nombre vinculado al ‘Boom Vinotinto’ que llevó a Venezuela a conseguir sus primeras grandes victorias en el plano internacional, Páez es considerado como uno de los principales gestores de lo que hoy día es una selección competitiva.

En ese seleccionado llegó a alinear su propio hijo, Ricardo David Páez, quien participó en las Copas América de 2001, 2004 y 2007.

Aunque en su momento se dijo que Ricardo David jugaba en el equipo solo por su padre, la nutrida trayectoria del enganche demostró que fue su talento el que lo ubicó en la cancha junto a Juan Arango, ‘Zurdo’ Rojas, Giancarlo Maldonado, entre otros.

Bélgica, Argentina, Perú, México, Emiratos Árabes Unidos, Ecuador, Rumania, Grecia y España fueron algunos de los países en donde jugó el hijo del doctor Richard Páez, hasta su retiro en Mineros de Guayana en 2014.

En la actualidad vuelve a seguir el ejemplo de su padre, iniciando su carrera como director técnico.

Los Ronald Acuña

Ronald José Acuña, nacido en Valencia en el año 1979, tuvo una modesta carrera en la pelota criolla y en Estados Unidos alcanzó la categoría Doble AA, en donde no brilló pero permaneció hasta el año 2006. No obstante, su pasión por el deporte sembró la semilla en su hijo, quien resulta una de las grandes esperanzas del béisbol venezolano.

Se trata de Ronald Acuña Jr, la nueva estrella de los Bravos de Atlanta, quien en apenas dos años no para de sorprender a propios extraños.

En su primera temporada se convirtió en el tercer venezolano en ganar el premio Novato del Año en Grandes Ligas, mientras que en la segunda alcanzó el hito de los 30 jonrones y las 30 bases robadas para un criollo, solamente logrado antes por Bob Abreu y Carlos González.

¿Qué le depara el futuro al chamo nacido en La Sabana? Solo su capacidad de manejar la presión y su madurez dirán de qué es capaz el talentoso jardinero varguense, que ya apunta a meterse entre los máximos ídolos de una generación.

LeBron James y Bronny James

Uno de los mejores jugadores en la historia del basket, como es el caso de LeBron James, podría convertirse próximamente en uno de los que vio pasar el talento hacia su descendencia a través de su ADN.

El tres veces campeón de la NBA, cuatro veces MVP, Novato del Año y 16 veces seleccionado al Juego de las Estrellas ha tenido una carrera brillante en la que ha logrado todo lo que se ha propuesto, con los equipos de Cleveland Cavaliers y Miami Heat. Hoy día, busca agigantar su leyenda con Los Angeles Lakers. Sin embargo, el legado James puede que no termine cuando ‘The King’ cuelgue las botas.

LeBron Raymone James Jr., mejor conocido como “Bronny”, con apenas 15 años ya apunta a pelear por un lugar en el estrellato en la NBA. Aunque apenas desarrolla su inicio en el baloncesto colegial, sus habilidades llaman la atención y obligar a posar sobre los ojos sobre su futuro.

El jovencito tiene una estatura de 1,88 metros y con 80 kilos se desempeña como base o escolta en el Sierra Canyon Trailblazers, en donde es considerado uno de los posibles prospectos del deporte norteamericano.

Para superar a su padre la tarea no es fácil: Con 34.087 puntos en 11 temporadas, King James ya es el tercer máximo anotador en la historia del baloncesto de su país, solo por debajo de Kareem Abdul-Jabbar y Karl Malone, habiendo superado nombres de leyendas como Kobe Bryant, Michael Jordan, Dirk Nowitzki, entre otros.

Padres.

#Deportes | JJOO 202
Presidenta de los La
Rate This Article:
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.