#Deportes | Martes 13 de terror para la Vinotinto

Terror, esa es la palabra perfecta para describir este martes 13 para la selección nacional de Venezuela, que cayó por segunda jornada consecutiva en las Eliminatorias Sudamericanas, esta vez 0-1 ante Paraguay en la ciudad de Mérida.

Lea también: #Deportes | Cristiano Ronaldo dio positivo para Covid-19

Venezuela no jugó a nada, y no gozó de ocasiones claras de gol durante la primera parte, salvo el travesaño que pegó Rómulo Otero en una pelota parada. En cambio, Paraguay dominó y controló el balón a su antojo.

La Albirroja tampoco llegó con contundencia al arco venezolano, y las ocasiones que tuvo se encontró con un Wuilker Fariñez solvente.

En el segundo tiempo la cara de la Vinotinto cambió de a ratos. En un tiro de esquina nació una jugada de laboratorio que terminó en gol de Yangel Herrera, pero fue anulado tras la revisión del VAR; Darwin Machís ejecutó el córner, se la dejó en corto a Cristian Cásseres Jr., éste le puso un pase filtrado a Otero para que posteriormente centrara con destino a la cabeza de Herrera, sin embargo, tras cabecear la esférica, la misma impactó en la mano del volante y entró a la portería, la jugada fue revisada y se anuló el gol.

Después de esa jugada y con el 0-0 todavía en la pizarra de un solitario Metropolitano, el ánimo y la intensidad de la selección cambió; atacaron por las bandas a la oncena guaraní, pero no concretaban ninguna.

Esas simplezas a la hora de definir, permitieron que Paraguay hiciera lo suyo y consiguiera batir el arco local. Alberto Espínola se internó por el costado izquierdo para meter el famoso pase de la muerte a Gastón Giménez, quién definió de zurda y puso arriba a la escuadra de Eduardo Berizzo, 0-1 en el minuto 86.

Los fantasmas volvieron a aparecer en esta noche terrorífica de martes 13 en la Ciudad de los Caballeros, y espantaron a la Vinotinto, tanto, que al minuto 92 pitaron penal a favor de los locales y Yangel Herrera fue el encargado de cobrarlo: El mediocampista toma la número 5, la acaricia, le susurra al oído, la coloca en el manchón, toma vuelo mientras escucha solo a su corazón, sabe que más de 30 millones de almas gritarían de alegría si convertía, emprende su carrera con destino a ella, patea, suspenso, latidos acelerados y ve como la pelota va dirección al arco, puede que entre, pero Antony Silva se lanza hacia ella, estira su brazo derecho y la desvía, acabó con la mínima ilusión que había de por lo menos sacar un punto.

Silva, un portero que no jugaba un partido oficial desde el 15 de febrero, fue el héroe guaraní en la fría noche merideña.

Victoria para Paraguay que llega a 4 puntos y dolorosa derrota para Venezuela, que se mantiene en las últimas posiciones, sin unidades, sin goles anotados y 4 recibidos.

Próximas estaciones: Brasil de visitante y Chile de local.

FOLLOW US ON:
#Deportes | La Vinot
#Deportes | ¡Por in
Rate This Article:
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.