Alimentación balanceada: una utopía para los venezolanos por la pobreza extrema y la crisis económica

La crisis económica en Venezuela y la extrema pobreza hicieron de la alimentación balanceada una meta casi imposible de alcanzar para muchos venezolanos en el interior del país. Tal es el caso de Iraima García, quien junto a sus cuatro hijos vive en una barriada al oeste de la ciudad de Barquisimeto.

Cuenta que sus hijos no tienen la posibilidad de comer tres veces al día. Le resulta imposible. Trabaja como doméstica lo cual no le ofrece una remuneración acorde para cubrir los gastos de su familia.

Al vivir cerca de un río, aunque turbio, logra recolectar alguna que otra siembra. Es insuficiente. Frente a esto, sus hijos acuden a comedores populares para satisfacer en lo posible la demanda calórica diaria.

Iraima afirma que no se deja abatir por la desesperación, incluso cuando sus hijos le piden algún alimento en particular, embutidos o carne. En lo posible habla con ellos y trata de explicarles la situación.

“Má, quiero comer pollito. Quiero comer salchicha”, le dicen algunos de sus niños, a lo que responde que no tiene cómo comprar estos alimentos. “¡Tú nunca tienes plata! Mi papá está trabajando. Quiero comer un dulce”, le replica el chico, quien presenta un cuadro de desnutrición, al igual que sus tres hermanos.

“Oír eso da tristeza. Da dolor”, asiente Iraima.

En nuestro canal de YouTube puede conocer completa esta historia, en nuestro serial Rostros De La Crisis.

 

 

Lea también: Sin rastros de Katiana, una niña desaparecida en Maracaibo – Rostros de la Crisis 

Publicaciones Relacionadas

Programación On-Demand

Logo VPItv

Suscríbete al Servicio de Noticias

¡Mantenete siempre informado!

Copyright © 2020 VPI TV – Developed by Rubik