Conseguir gasolina en Aragua es un verdadero calvario

Comprar combustible, una actividad que es cotidiana en algunas partes del mundo, se ha convertido en todo un calvario para los venezolanos y especialmente para quienes se encuentran en el interior del país.

En el estado Aragua, los conductores tienen que esperar hasta tres días en una cola para poder surtir su vehículo de gasolina.

“Si el combustible va a llegar tal día como hoy, tengo que llegar tres o cuatro días antes. Aquí por ejemplo le venden a 70 vehículos, y de ahí llega lo que llaman las oportunidades”, contó Edgar Boyer.

En ocasiones esto resulta solo una pérdida de tiempo pues en las estaciones de servicio subsidiadas hay un límite de litros que se puede vender a diario y esto depende de la cantidad de combustible que el estado les suministre.

Si sobra gasolina después de atender al número de personas indicadas, algunos en la cola corren con la “suerte” de adquirir un poco.

“Hace como tres semanas duré cuatro días para poder echar gasolina y a veces llego y ni siquiera me echan 50 litros porque supuestamente no hay”, aseguró Oswaldo Rodríguez.

Lea también: Escasez de agua en Venezuela se agudiza en plena pandemia

Otro tema al que se deben enfrentar los conductores es que puede que estén esperando por algo que no va a llegar pronto, es decir, puede que las gandolas que suministran a la estación no lleguen después de haber esperado más de 72 horas.

Pago de una “vacuna”

En los últimos meses se han incrementado las denuncias de corrupción en lo que respecta a la venta de gasolina.

Funcionarios de la Guardia Nacional son los encargados de brindar “seguridad” en las estaciones de servicio pero hay quienes se aprovechan de ello y reciben pagos extras por llenar totalmente los tanques de vehículos particulares y transportes públicos.

“Actualmente estamos mal, a veces nos toca pagarle a los guardias o a los bomberos para que nos den un poco más, nos echen 100 litros y poder rodar de aquí a Maturín porque si no es imposible que lo haga”, afirmó José Azuaje, quien se dedica a transportar productos en el país.

Hay quienes se ven obligados a pagar vacuna porque se dedican a hacer viajes y traslados para poder subsistir y no pueden darse el lujo de solo llenar una parte de su tanque.

“La última vez que pagué vacuna fue para llegar a la semana de carnaval”, dijo Juan Rivas.

Desabastecimiento

El sector de alimentos y de la salud se mantiene en alerta por esta situación, el país corre el peligro de volver a pasar por una época de desabastecimiento por no tener como trasladar los productos.

Pese a que los transportistas de estos rubros tienen prioridad, solo algunos pocos logran abastecer sus vehículos de gasolina en su totalidad.

El presidente de la Cámara Industrial del estado Aragua, Freddy Lujano, alertó que: “si las autoridades regionales o nacionales no resuelven esto en breve tiempo, vamos a llegar a una situación muy crítica”.

Publicaciones Relacionadas

Programación On-Demand

Logo VPItv

Suscríbete al Servicio de Noticias

¡Mantenete siempre informado!

Copyright © 2020 VPI TV – Developed by Rubik