Violencia doméstica: una mancha que no abandona el deporte

A raíz de la denuncia interpuesta contra el futbolista colombiano Sebastián Villa por maltrato físico a su expareja, el deporte mundial revivió la conversación sobre un viejo flagelo que no abandona a los atletas, como se trata de la violencia doméstica.

Lea también: Futbolista Heung-Min Son completó el servicio militar en Corea del Sur

Muchos han sido los casos que han empañado carreras de diversos atletas, que insultaron, golpearon o incluso arrebataron la vida a una mujer, siendo castigados en consecuencia.

Villa es solo un reflejo de un mal que no debe ser desestimado, y por el que muchas organizaciones trabajan arduamente para erradicar, según dicen expertos.

Los casos más graves de violencia doméstica en el ámbito deportivo

Oscar Pistorius
Foto: AS

 

Las agresiones de profesionales del deporte a sus parejas no distinguen de nacionalidad, disciplina o edad, pues muchos son las ocasiones en las que estos escándalos han arropado a las portadas de los medios de comunicación. A continuación, presentamos un repaso de algunos casos conocidos.

Danry Vásquez

En el año 2016, el outfielder venezolano Danry Vásquez era un prospecto de la organización de Grandes Ligas, Astros de Houston, pero su carrera se vino abajo de un día a otro. Esto sucedió debido a la divulgación de un video en el que se ve como golpeaba a su pareja de ese entonces, lo que desató un enorme escándalo.

Su equipo, The Lancaster Barnstormers, lo liberó inmediatamente luego de que se filtraran las imágenes a principios de 2018, captadas a través de una cámara de seguridad.

A día de hoy, Vásquez desarrolla su carrera lejos de cualquier ilusión de llegar a Las Mayores y en Venezuela fue cambiado de los Leones del Caracas hacia los Tiburones de La Guaira.

Francisco ‘Kid’ Rodríguez

Uno de los mejores relevistas venezolanos de todos los tiempos, como se trata de Francisco ‘El Kid’ Rodríguez, fue denunciado por violencia doméstica en el año 2012, acusado de protagonizar un incidente con su novia cuando vivía en Milwaukee, según reportaron medios locales.

El cerrador estuvo retenido en prisión aunque no se presentaron cargos en su contra, de acuerdo al fiscal de Waukesha County. Antes, en 2010, fue acusado de agresión en tercer grado por golpear a su entonces suegro.

En ese momento, Rodríguez se confesó culpable y cumplió un año de terapia para manejo de la ira. Más adelante su carrera no tuvo mayores consecuencias, pues siguió jugando en los Tigres de Detroit hasta 2017.

Oscar Pistorius

Oscar Pistorius
Oscar Pistorius

Sin lugar a dudas, uno de los episodios más conocidos a nivel mundial es el del atleta paralímpico sudafricano Oscar Pistorius, quien asesinó a su novia Reeva Steenkamp el 14 de febrero de 2013 con una pistola.

A pesar de asegurar que se trató de un accidente, el caso de Pistorius envolvió a los principales periódicos de occidente a lo largo de su juicio, que se cerró en 2017.

El medallista pasó de ser un ídolo en Sudáfrica, con una dimensión superior en el mundo deportivo, a pasar una larga temporada en prisión. En principio, fue declarado no culpable de los cargos de asesinato porque la juez determinó que el homicidio fue sin intención.

Se le condenó por cinco años de cárcel, salió en libertad en 2015 pero tras una serie de apelaciones volvió a estar tras las rejas con una pena de 13 años y cinco meses.

O.J. Simpson

Una historia parecida tuvo a lugar en Estados Unidos, en uno de los casos más famosos de la década de los ’90 en el deporte norteamericano. Se trató del exjugador de la NFL, O.J. Simpson, a quien se acusó por la muerte de su exesposa, Nicole Brown, y Ronald Goldman, un camarero amigo de su expareja.

En 1995, Simpson fue absuelto de asesinato pero dos años más tarde un tribunal civil declaró culpable al exjugador por los fallecimientos.

El estadounidense era una de las máximas estrellas del momento tras haber cerrado su carrera e incursionar en el mundo de la actuación. Sin embargo, su vida quedó eclipsada por tamaño escándalo.

Sebastián Villa

Sebastán Villa

El futbolista colombiano Sebastián Villa, jugador de Boca Juniors en Argentina, entró al ojo del huracán luego de que su pareja publicase en redes sociales una serie de imágenes con las que denunciaba agresiones en su contra.

Villa, que se había ido de su casa por diferencias con la denunciante, aseguró ser inocente de lo comentado y el caso ya llegó a tribunales, sin que se determine cualquier decisión al respecto.

Ricardo Centurión

También en Boca Juniors jugaba en 2017 el atacante argentino Ricardo Centurión, quien fue denunciado por golpear a su expareja Melisa Tozzi, lo que terminó de colmar el vaso para que el jugador saliera de ese equipo.

Fiestas, violaciones de la ley, peleas públicas y adicción al alcohol han perseguido la carrera de este volante ofensivo, que estuvo a punto de ser considerado para ser llamado al Mundial de Rusia 2018.

Odúbel Herrera

Odúbel Herrera pidió disculpas por su escándalo de violencia doméstica
Odúbel Herrera pidió disculpas por su escándalo de violencia doméstica

A mediados de 2019, el jardinero venezolano Odúbel Herrera fue suspendido con 85 juegos por haber protagonizado un episodio de violencia doméstica contra su novia de 20 años en un hotel de Atlantic City, al que debieron llegar las fuerzas policiales.

Las Grandes Ligas aplicaron contra el outfielder la segunda pena más larga en su historia, solo superada con la suspensión por 100 juegos a José Torres en 2018.

Esta decisión marcó un precedente en la organización más importante del béisbol norteamericano, que desde 2015 viene concretando cambios en su política respecto a situaciones de agresión.

Kareem Hunt

El excorredor de los Kansas City Chiefs, Kareem Hunt, fue despedido del equipo luego de que se publicase un video en el que se le puede ver empujando y pateando a una mujer en un hotel de Cleveland.

Pese a que personas cercanas a Hunt trataron de detenerlo, el deportista siguió dando golpes y patadas a la mujer, lo que provocó el rechazo de toda la NFL.

La lista negra de atletas con problemas similares es larga y está conformada por nombres como Ray Rice, Chad Ochocinco, James Harrison, Jonathan Dwyer, Miguel Sanó, Yasiel Puig, Jeurys Familia, Renato Ibarra, Carlos Monzón, entre otros.

¿Qué hacer para erradicar el problema?

Estados Unidos quiere ser ejemplo en el manejo de estos delitos y para ello se han modificado estatutos de las diferentes ligas en los últimos cinco años, desde la NFL, la MLB, la NBA a la MLS.

Una de las coincidencias de estas organizaciones es la suspensión del salario a quienes se vean inmiscuidos en denuncias sobre el tema, como punto de partida.

De igual forma, la MLB, NBA y NFL han puesto a disposición de los involucrados un paquete de ayuda para la víctima y el victimario, con ayuda profesional que abarca lo psicológico.

Asimismo, en el caso del béisbol, los peloteros deben superar un proceso de evaluaciones constantes para determinar por qué se cometen esos actos y asegurarse de que no vuelvan a ocurrir, mientras que para el baloncesto se exigen 10 sesiones de asesoramiento con expertos.

En caso de que no se cumpla con esta exigencia, la NBA avanza hasta las sanciones económicas y la posible suspensión de contrato si la actitud es reiterativa.

Para Mónica Batán, directora de la ONG Wanawake Mujer, es importante que se alerte sobre estas denuncias sobretodo durante la cuarentena por la pandemia del covid-19, pues muchas víctimas podrían estar “conviviendo con sus maltratadores”.

No podemos olvidarnos de seguir haciendo esfuerzos por enfrentar estas situaciones que viven las mujeres“, dijo a EFE la defensora de los derechos femeninos.

Otro factor fundamental es la difusión de los hechos y el conocimiento de los distintos factores que podrían ayudar a determinar a un posible agresor, según explicó a VPItv la psicóloga clínica Magdymar León.

De acuerdo a la coordinadora de la Asociación Venezolana para una Educación Sexual Alternativa (Avesa), una característica común entre hombres que cometen violencia doméstica o de género es la solvencia económica y un estatus elevado para ejercer métodos de “control y dominación”.

Este patrón encaja con el mundo del deporte, en donde los sueldos son altos dependiendo del nivel de competencia, lo que debe obligar a las instituciones a prestar atención a la vida privada de sus empleados.

Existen agresores que se ven impulsados por una suerte de “necesidad” de reafirmar su poder sobre las víctimas “entendiendo que el hombre ocupa un lugar de superioridad sobre la mujer“, de acuerdo a lo expuesto por la psicóloga.

En todo el mundo, las organizaciones y federaciones avanzan hacia la posibilidad de reducir a la mínima expresión los casos de abusos, a través de estrategias como sanciones y concientización para erradicar un mal que sigue dando dolores de cabeza al planeta, sin que las disciplinas deportivas escapen de ello.

Publicaciones Relacionadas

Programación On-Demand

Logo VPItv

Suscríbete al Servicio de Noticias

¡Mantenete siempre informado!

Copyright © 2020 VPI TV – Developed by Rubik