Festividad de la Divina Pastora

Cada 14 de enero se realiza una gran procesión en honor a la Divina Pastora, en el estado Lara, considerada como una de las más grandes en América Latina luego de la celebración de la Virgen de Guadalupe, en México.

Tras un milagro ocurrido el 14 de enero de 1855, iniciaron las procesiones con un toque de originalidad al dar un recorrido por gran parte de la ciudad.

Lea también: Un perro fue hallado con vida en la nieve tras permanecer cuatro meses perdido

Historia de la Divina Pastora

La devoción por esta Virgen inició en Sevilla, España, mediante un cura capuchino de nombre Isidoro, quien recibió la imagen de la Divina Pastora en uno de sus sueños. El artista Alonso Miguel de Tovar fue el encargado de elaborar un cuadro detallado de la visión que tuvo mientras dormía.

La representación la mostró con un sombrero pastoril, cubierta por un manto azul, mientras que en su mano izquierda sostenía a un niño y la otra la tenía apoyada sobre un cordero. De allí, se generó el nombre de la Divina Pastora de las Almas.

Milagro de la erradicación del cólera

En 1856, el sacerdote José Macario Yépez se trasladó hasta Barquisimeto por una epidemia de cólera que estaba atacando a Venezuela. Las personas contagiadas y la cantidad de muertos diariamente iban en aumento, por lo que el padre decidió enfrentarla el 14 de enero de ese año.

Varios feligreses se dirigieron hasta un lugar conocido como las Tierritas Blancas, donde comenzaron a orar para que cesara la peste. Yépez, acompañado del presbítero José María Raldiriz, su amigo y colaborador más inmediato, presidieron la ceremonia mientras los devotos rezaban.

Las súplicas estaban dirigidas a la Divina Pastora por el amparo y la protección, cuando de forma improvista, el sacerdote cayó de rodillas frente a la imagen de la Virgen y con los brazos en cruz, ofreció su vida para que la epidemia llegara a su fin.

El 16 de junio de 1856 el padre murió y la peste llegó a su fin.

Imagen de la Divina Pastora

La virgen fue trasladada al pueblo de Santa Rosa, en vez de haber llevado a la Inmaculada Concepción. Como la iban a devolver, varias personas intentaron levantarla, pero, no lo lograron y se creyó que se “hizo” mucho más pesada porque la Divina Pastora “no quería irse”.

 

Publicaciones Relacionadas

Programación On-Demand

Logo VPItv

Suscríbete al Servicio de Noticias

¡Mantenete siempre informado!

Copyright © 2020 VPI TV – Developed by Rubik