Llegó el gran día del primer beato venezolano

Este viernes 30 de abril Venezuela celebrará la beatificación del “Médico de los pobres” en la capilla del colegio La Salle en Caracas.

El Nuncio Apostólico, Monseñor Aldo Giordano, estará a la cabeza del evento como representante del Vaticano, según información ofrecida por la Conferencia Episcopal Venezolana.

Se esperaba que lo hiciera el cardenal Pietro Parolin pero anunció, el pasado miércoles que no asistirá a la ceremonia a causa del incremento de contagios de la covid-19 en el mundo.

Lea también: Papa nombró a JGH copatrón de los estudios en Ciencias de la Paz

La actividad se realizará a puerta cerrada pero contará con la participación de la mayoría de los obispos que integran las diócesis y arquidiócesis del país, que se trasladaron a la ciudad capital en el transcurso de la semana, señaló la coordinadora de la Comisión Nacional para la Beatificación, Albe Pérez.

Las 150 personas que estarán presentes, se realizaron pruebas para descartar el coronavirus debido al incremento de casos en el país. “Hasta ahora todos han arrojado resultados negativos”, manifestó la coordinadora.

Según Pérez, se espera poder realizar un evento masivo el próximo 26 de octubre para celebrar al beato José Gregorio Hernández, pero esto sucederá siempre y cuando se logré controlar la epidemia.

Yaxury Solórzano, la niña que demostró el milagro del doctor José Gregorio Hernández en 2017, también asistirá al evento junto a su familia.

La capilla

A este espacio se le han realizado algunos ajustes en el marco de la celebración, entre ellos el arreglo de la pintura. Para esta fecha se instaló una tarima, luces, equipo de sonido y se modificó la distribución de los bancos.

La transmisión oficial estará a cargo del canal Vale Tv y dos empresas privadas. Allí podrán hacer enlace los canales públicos, privados e internacionales y también se hará una transmisión por Youtube.

La lectura de la solicitud de beatificación de José Gregorio Hernández y su biografía marcarán el inicio de la ceremonia, luego el Nuncio Apostólico hará el nombramiento oficial para dar paso a la Santa Misa. La entrega de las reliquias, la realizará el cardenal Baltazar Porras.

Altar

El Médico de los Pobres siempre fue devoto de la Virgen del Carmen y es por ello que la estatuilla hecha de mármol del beato Dr. José Gregorio Hernández estará a la cabeza del altar en el santuario Nuestra Señora de la Candelaria en Caracas.

Los restos del primer beato de Venezuela posarán en la parte inferior del altar en una urna hecha de madera. Esta tiene un largo de 54 centímetros, recordando la edad que tenía cuando falleció, y un alto de 23 centímetros, edad que tenía cuando obtuvo el título de profesional de la salud.

El cofre tiene 31 centímetros de profundidad, haciendo alusión al tiempo que pudo ejercer su profesión. La parte interna tiene una altura de 17 centímetros por la edad que tenía cuando empezó la universidad y 23 centímetros de profundidad por los años en los que fue profesor.

Unas láminas de acero inoxidable van a sostener la caja que además estará acompañada de un sistema de luces y un holograma con las iniciales del beato.

José Gregory Vertullo fue el arquitecto encargado de restaurar este espacio donde reposarán los restos del Dr. José Gregorio Hernández.

Actividades en el interior del país

Durante todo el mes de abril, las Diócesis y Arquidiócesis del país han estado cumpliendo con actividades para rendirle honores al primer beato de Venezuela.

Las Diocésis de Trujillo, Guárico, Barinas, Cojedes, Mérida, Falcón, Apure y el estado Sucre realizaron novenarios, vigilias, misas y recorridos por templos.

Este 30 de abril en las parroquias de estos estados iniciaran repicando las campanas a las 6:00 am. Luego de la beatificación oficial se realizará una misa y posteriormente una procesión por sus sectores con la imagen de José Gregorio Hernández.

En el estado natal del Médico de los pobres, la Diocésis decidió que las campanas vuelvan a sonar al mediodía y que se realice una misa en el Santuario de Isnotú.

José Gregorio Hernández

Para la población venezolana José Gregorio Hernández es un santo desde mucho antes del reconocimiento del Vaticano.

En cada hogar, establecimiento, centro de salud, hay una imagen que le hace referencia y una historia de sanación y devoción.
El médico de los pobres nació en Isnotú, estado Trujillo el 26 de octubre de 1864 siendo el mayor de nueve hermanos.

A los 14 años viajó a la ciudad capital para continuar sus estudios y convertirse en bachiller en Filosofía. Por insistencia de su padre estudió medicina en la Universidad Central de Venezuela y se especializó en enfermedades bacterianas, es por eso que se le conoce como el fundador de la Bacteriología en Venezuela.

Tuvo la oportunidad estudiar con una beca en París, luego en Alemania y España. Cuando regresó a Venezuela fundó el Instituto de Medicina Experimental, el Laboratorio del Hospital Vargas y varias cátedras de Medicina, entre ellas Histología Normal y Patológica; Fisiología Experimental y Bacteriología, la primera que se fundó en América

La vocación religiosa siempre estuvo presente en él y es por eso que en dos oportunidades acude a su llamado. La primera vez viajó a Italia para ingresar al monasterio de la Cartuja de Farneta de Lucca pero regresa al país por problemas físicos. Luego vuelve a intentarlo en ese país en el Colegio Pio Latino Americano pero la tuberculosis y la Primera Guerra Mundial lo obligaron a dejarlo.

En Caracas continuó su labor como médico y profesor hasta que un accidente de tránsito le quitó la vida en 1919.

Algo nunca antes visto ocurrió en su funeral y es que el arzobispo Monseñor Juan B. Castro, dispuso un homenaje eclesiástico en la Catedral de la ciudad.

En Trujillo, su estado natal, todo el pueblo decidió acompañarlo en el recorrido hacia el cementerio mientras cantaban: “¡El doctor Hernández es nuestro! ¡El doctor Hernández es nuestro! ¡El doctor Hernández no va en carro al cementerio!”.

Quienes tuvieron la oportunidad de conocerlo, lo describieron siempre como un hombre generoso y desinteresado que siempre apostó por ofrecer el mejor servicio a quien lo necesitara, sobre todo a las personas que no tenían recursos.

En su casa ubicada en La Pastora, Caracas, se hacían colas de pacientes a diario esperando por su revisión.

Publicaciones Relacionadas

Programación On-Demand

Logo VPItv

Suscríbete al Servicio de Noticias

¡Mantenete siempre informado!

Copyright © 2020 VPI TV – Developed by Rubik