Pornografía en redes, un escape ‘tabú’ a la crisis en Venezuela

Ante la crisis económica, social y política que afecta a los venezolanos y por ende a la capacidad adquisitiva de millones de personas, muchos jóvenes han optado por alternativas indecorosas y poco tradicionales para obtener ingresos y así, satisfacer sus necesidades económicas. En esta búsqueda de opciones, la industria de la pornografía ha sido elegida por una parte de ellos.

 

Lea también: Parque “La Guaricha”, un orgullo monaguense que los ciudadanos se niegan a abandonar

En este tipo de industrias, existen diversas formas de trabajo. Sin embargo, ese grupo de jóvenes venezolanos que decidieron incursionar en la pornografía, crearon perfiles en diversas plataformas, una de ellas es conocida como Onlyfans, pero existen un sinfín de portales webcam. Las estadísticas de cuántos jóvenes han tomado esta decisión son inciertas.

En el caso del trabajo por webcam, las personas transmiten en vivo, a través de diferentes páginas como Chaturbate o Cam4; los usuarios se conectan y cancelan altas sumas de dinero mediante criptomonedas, para solicitar acciones de los modelos.

Por otra parte, el Onlyfans es una plataforma en la cual las personas crean perfiles pagos, exigiendo a los usuarios cantidades en divisas para visualizar su contenido erótico explícito o pornográfico. En Venezuela, muchas personas, incluso, usan sus redes sociales para promocionar sus perfiles.

VPItv se ha comunicado con dos venezolanos que se dedican a este trabajo. La primera persona, que en esta nota será identificada como Alisson, es moderadora, encargada de buscar personas que ingresen al mundo de la pornografía y coordinar las transmisiones. La segunda persona, responderá al nombre de Liam, un modelo webcam.

Los inicios en el mundo de la webcam

Tanto Alisson como Liam son venezolanos que llegaron a la industria pornográfica para intentar mejorar sus ingresos. Pese a que trabajan juntos, cada uno tiene historias diferentes por contar.

– ¿Cómo llegaron al mundo de la pornografía?

– Alisson: entré a este mundo por la cuarentena, estaba buscando qué hacer y me presentaron esta oportunidad. El pago era mejor que en cualquier otro trabajo. Nunca imaginé estar trabajando en esto.

– Liam: en mi caso siempre me llamó la atención, desde pequeño me gustaban las cámaras, y a los 15 años ya me atraía el mundo de la pornografía. Sin embargo, la decisión la tomé al ver el mal momento económico que estaba pasando mi familia, yo quería apoyarlos

– ¿Sus familiares saben de su trabajo?

Alisson: Sí, me apoyan mucho, ellos no tienen tabúes, así que, incluso, puedo contarles mis cosas.

– Liam: Sí, eso es muy importante para mí, ellos me apoyan y me dan fuerza para seguir trabajando, esto no es tan sencillo.

¿Cómo fue iniciar en este tipo de trabajo?

Alisson: Fue muy complejo, la verdad inicié como modelo, no me gustaba, nunca me sentí bien en cámara. Para mí, hoy todo está mucho mejor en mi rol de moderadora.

El fenómeno de plataformas digitales que ofrecen contenido explícito se ha convertido en una tendencia en el mundo. Foto: Referencial / AFP

Ganancias

Según Alisson, existen diversos estudios que suelen pagar el 50 % o 40 % de lo obtenido a los modelos. Ella ha decido realizar su propia producción, distribuyendo el 100 % del dinero dado por los usuarios entre modelos y moderador. De esta manera, una persona podría rondar los 10 millones de pesos colombianos quincenales, divisa en la que se cancela a cada trabajador.

– ¿Hay peticiones particulares, cosas que deben hacer para ganar más?

– Alisson: Sí, claro, hay gustos muy particulares y extraños, los clientes pagan muy bien por ello porque son cosas fuera de lo común, pero eso genera más ingresos.

Plan a futuro

Tanto Liam como Alisson, esperan generar ingresos suficientes para instalar su propio estudio de grabación. De esa manera, podrían mantenerse en una industria que, según su criterio, no acabará jamás y siempre tendrá una gran demanda.

Consecuencias legales

En Venezuela, la Ley contra la Delincuencia Organizada y el Financiamiento al Terrorismo, contempla la pornografía como un delito, al obligar de manera fraudulenta o con ofertas engañosas a personas en diferentes situaciones a practicarla, así lo asegura Engels Puertas, abogado venezolano especialista en derecho penal.

Puertas comenta que generalmente la ley se suele aplicar por ofertas engañosas, en donde se prometen condiciones que, en algunos casos, no se cumplen, generando así el delito. «El capítulo sexto de la misma ley, desglosa un poco más este particular, condenando con hasta 25 años a quienes tengan estas conductas punitivas».

Por otro lado, el abogado Engels Puertas puntualiza que las personas dedicadas por voluntad propia al trabajo pornográfico pueden hacerlo sin caer en sanciones, siempre y cuando no incurran en delitos contemplados en leyes como la mencionada, o la Ley Especial Contra los Delitos Informáticos.

Una práctica cada día más común

Sin lugar a dudas, ante la emergencia humanitaria compleja y la crisis económica, las posibilidades de obtener ingresos que satisfagan las necesidades de la población más joven se reducen, llevándolos a buscar otras alternativas.

Pese a los riesgos que existen al ingresar al mundo de la pornografía, cada día más venezolanos usan sus redes sociales para promover su trabajo en las mismas, haciéndose común que los jóvenes decidan entrar en esta industria.

 

————–

*VPItv aclara que no avala, califica o juzga a quienes cumplen con este tipo de prácticas.
**Alisson y Liam son nombres ficticios utilizados en función de proteger la identidad de los ciudadanos mencionados en el trabajo

Publicaciones Relacionadas

Programación On-Demand

Logo VPItv

Suscríbete al Servicio de Noticias

¡Mantenete siempre informado!

Copyright © 2020 VPI TV – Developed by Rubik