Puerto Caballo: Pueblo de pescadores en el abandono

En la parroquia Idelfonso Vásquez, al norte de la ciudad de Maracaibo, capital del estado Zulia, se encuentra la población de Puerto Caballo, ubicada en la carretera internacional que comunica a la ciudad colombiana de Maicao con Paraguaipoa, también conocida como la troncal del Caribe. Allí residen un aproximado de 400 familias, quienes en su mayoría viven de la pesca por su cercanía a las riberas del Lago de Maracaibo.

 

Lea también: Luis Carreño la voz de Bob Esponja – Venezolano que Vuela y Brilla

 

Debido a los continuos derrames petroleros y la inseguridad, esta actividad ha mermado al punto de casi desaparecer.

En otrora, hablar de Puerto Caballo era sinónimo de ventas de alimentos del mar y restaurantes donde predominaba la venta de pescado frito. Sin embargo, hoy decir Puerto Caballo es igual a venta de gasolina ilegal que llega desde Colombia.

La problemática de la escasez del carburante en Venezuela ha incrementado las ventas ilegales de combustible en las vías principales de la capital zuliana, acentuándose en las vías cercanas a la frontera.

Cinco litros, o un punto, como se comercializa en esta zona, se ubica en el rango de los 8$ si es gasolina colombiana, hasta 10$ si es venezolana.

A plena luz del día se pueden apreciar, en lo que eran las ventas de pescados, como ahora están los envases plásticos con gasolina para ofrecerle al conductor la cantidad que necesite, tomando en cuenta que está población está a menos de dos kilómetros de distancia de la entrada del principal del comando de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) del Occidente de Venezuela; Zona Operativa de Defensa Integral (ZODI), no obstante, las autoridades parecieran hacer caso omiso y simplemente obviar la venta ilegal.

Puerto Caballo necesita de atención. Sus vialidades son de arena casi inexistentes, sus viviendas están en precarias condiciones, los servicios básicos son “nulos”, su población necesita de atención médica, entre otras cosas.

Al ser consultados sobre sus necesidades, los habitantes responden: “De todo, aquí vivimos de la gracias de Dios”, indica la señora Yajaira Barrios.

Yajaira tiene solo 50 años de edad pero su cabellera está casi blanca y su rostro marchito por tener que caminar bajo el inclemente sol típico de la región zuliana.

A pie atraviesa largos trechos ya que no existe transporte público. También muestra el cansancio de tener un hijo con síndrome de Down, con 24 años, sobre el que explica que su vida nunca ha sido fácil su vida.

Para ella, lo más importante que tiene es la fe en Dios y señala que necesita obtener una córnea para volver a ver por su ojo derecho.

Barrios narró que hace 22 años un encendedor le explotó en la cara, causándole daños en la vista, y aunque se sometió a tres intervenciones quirúrgicas, en una de ellas le colocaron un lente, este se rompió y le perforó la córnea. Ahora por la falta de atención inmediata, se le originó una úlcera.

Yajaira y su hijo, quien tiene síndrome de Down

¿Qué necesita Yajaira?

Entre tantas cosas, lo más urgente es un trasplante de córnea debido que la úlcera le causó severos daños. Los médicos tratantes le explicaron en su momento que para obtener una córnea debe cancelar una alta suma de dinero en dólares americanos con los cuales no cuenta, o simplemente esperar que una persona muera y sus órganos sean donados pues allí existiría un pequeña posibilidad para recuperar la vista.

Mientras tanto la vida transcurre y ella se dedicada a su hijo, quién también requiere atención médica, estudios y tratamiento.

Aunque le inquieta su visión, para Yajaira lo más importante es atención para su hijo Luis.

Con lágrimas en los ojos, dice que para ella su única prioridad es hacerle los chequeos respectivos, incluso un estudio en el corazón que tiene al menos 10 años que no se le realiza por la falta de recursos.

 

Puerto Caballo, un pueblo de pescadores en el abandono

Publicaciones Relacionadas

Programación On-Demand

Logo VPItv

Suscríbete al Servicio de Noticias

¡Mantenete siempre informado!

Copyright © 2020 VPI TV – Developed by Rubik