Madres venezolanas luchan por sus hijos en un país en crisis

Madres venezolanas. Foto: VPItv
Las madres venezolanas se caracterizan por su fortaleza ante las adversidades que provoca la crisis económica y social, hacen de todo para sacar adelante a sus hijos. En la comunidad Camilo Cienfuegos al este del estado Lara viven tres jóvenes que son ejemplo de ello.

Miliandrys Querales de 28 años tiene cinco hijos, es madre soltera y no trabaja. A pesar de estar separada del padre de los niños, el hombre cumple con la responsabilidad de ayudarla económicamente cada fin de semana.

“Mi mamá trabaja y también me ayuda mucho. De proteína solo comemos huevo porque si son por lo menos $20 que agarro, me alcanza nada más para cuatro harinas, uno de pasta, uno de arroz, el aceite, la mantequilla, azúcar, les compro una avena, a veces me alcanza para comprarles la leche, a veces no”, aseguró Querales.

Su hijo de 10 años es especial, tiene síndrome de down, y en su última visita al médico le fue diagnosticado un grado de desnutrición. Según los especialistas su peso debería estar por encima de los 30 kg y la realidad es que pesa 24 kg.

Otro caso es el de la joven Yessica Arevalo, quien tiene dos hijos, y cuida de sus sobrinos a diario. Su sobrina de cuatro años tampoco cumple con el peso estipulado.

“Ella siempre ha tenido desnutrición desde que nació. Mi cuñada la llevó al médico y la metieron en una broma de nutrición”, dijo.

En el hogar de Yessica logran alimentarse porque su pareja vive en Colombia y le envía dinero desde allá, su cuñada también se encarga de ser la cabeza de la casa.

En el mismo sector vive Zulin Rodríguez, madre de siete hijos, la mujer relató que vende distintos tipos de alimentos, como empanadas o panes, para poder generar dinero y darle de comer a sus hijos. “No podemos comer todos los días pollo o carne pero si se hacen las tres comiditas”.

Varios organizaciones ayudan a los vecinos de esta comunidad, recientemente una iglesia evangélica realizó una actividad que lamentablemente culminó con la intoxicación de 58 de los niños beneficiados con los alimentos.

“Ellos le dieron chupetas, caramelos, cotufas y un arroz chino con carne, pollo, mortadela y chorizo. Como a la hora empezaron esos niños a vomitar, mi hija fue la primera”, explicó Rodríguez.

Un condimento presuntamente descompuesto generó la reacción que afortunadamente no pasó a mayores. Los niños de Querales y Arevalo también estuvieron entre los afectados.

“Me da mucho miedo porque al niño mío se le pusieron los ojos hundidos y él lloraba porque le dolía la barriga. Mi sobrinito es el que estaba más pálido”, afirmó Yessica.

“Ese día sentí que los perdía, de solo verlos y como venían tirados en ese carro fue terrible para mí”, indicó Miliandrys.

Publicaciones Relacionadas

Programación On-Demand

Logo VPItv

Suscríbete al Servicio de Noticias

¡Mantenete siempre informado!

Copyright © 2020 VPI TV – Developed by Rubik