Search
Close this search box.

Oposición no logró pasar de una Montalbán amurallada

“¡Déjennos pasar!”, gritaba un grupo de manifestantes molestos frente al paredón de la guardia Nacional Bolivariana. Sin éxito, caminaban por las calles tratando de buscar un acceso hacia la autopista o hacia la avenida Páez de El Paraíso. La represión por parte de las fuerzas de seguridad del Estado contra la protesta “de las ollas vacías” impidió que los manifestantes salieran de las cercanías del Centro Comercial La Villa en Montalbán.

Casi como en una ratonera, los ciudadanos fueron cercados en su totalidad. “Nunca antes nos habían bloqueado tan cerca, siempre había sido arriba en la avenida Páez”, decían algunos.

En menos de dos horas, las cientos de personas que se congregaron en el sector corrían por las mismas pequeñas calles de la parroquia La Vega tratando de escapar de las bombas lacrimógenas. Lo que alguna vez fuera la gran Hacienda Montalbán quedó disminuida a pequeñas vías amuralladas.

Pronto los que participan en la jornada 62 de manifestaciones de la oposición, fueron dispersados por oficiales que no titubearon cuando la dirigencia opositora trató de mediar con ellos para que cedieran el paso.

Aunque los manifestantes pedían quedarse “en resistencia”, fue imposible. Incluso la Estación Policial Uslar de la Policía Nacional Bolivariana fue afectada por los gases disparados hacia el interior del lugar, justo en el momento en que ciudadanos trataban de ingresar para resguardarse, empujando a los policías.

Durante la protesta se registraron al menos cuatro heridos por perdigones, uno de ellos recibió el impacto en la sien, mientras que el diputado Rafael Guzmán fue golpeado en la pierna. Todos fueron atendidos de inmediato por los voluntarios de Cruz Verde.
El diputado Richard Blanco, muy trastocado por el efecto de los gases y con lágrimas en los ojos, señalaba que “la represión tiene que acabar algún día, las bombas tienen que acabarse” y rechazó que la GNB impidiera el libre derecho a protestar.

El gobernador de Miranda, Henrique Capriles, el alcalde de El Hatillo, David Smolansky, y los diputados a la Asamblea Nacional, Miguel Pizarro, Freddy Guevara, Juan José Mejías, Tomás Guanipa, Marialbert Barrios y Rosaura Sanz denunciaron que la GNB había forjado una “emboscada”.

Muchos oficiales salían en persecución de los manifestantes que intentaban resguardarse.

«Si Nicolás Maduro sale hoy del gobierno, en 90 días recuperamos el país, con ayuda humanitaria», afirmaba el diputado José Manuel Olivares minutos antes de comenzar la movilización.

La última frase de esta declaración fue estandarte de la protesta que reclamaba la producción de comida en Venezuela, y rechazaba el hambre y la escasez de alimentos, por las que las cifras de malnutrición desnutrición se han incrementado en los últimos dos años, según Caritas de Venezuela.

El pasado viernes un grupo de ciudadanos protestaron por más de 12 horas en el sector La Vega, del Municipio Libertador, por donde pasaría la movilización de hoy que tenía por objetivo llegar hasta El Valle. Los manifestantes, que con ollas en las manos alegaban que tenían hambre, fueron reprimidos y el SEBIN allanó algunas de las residencias del lugar. Además, el parlamentario Jorge Millán denunció que más de 80 personas fueron detenidos arbitrariamente esa noche.

Durante la represión Montalbán, algunos ciudadanos reportaron que motos y tanquetas de la GNB tomaron la avenida Intercomunal de El Valle y la avenida Victoria, en Las Acacias, zonas que formaban parte de la ruta de la movilización opositora, que una vez más no fue escuchada.

Publicaciones Relacionadas

Programación On-Demand

Logo VPItv

Suscríbete al Servicio de Noticias

¡Mantente siempre informado!

Copyright © 2020 VPI TV – Developed by Rubik